LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
11 Tips para superar el Síndrome Postvacacional

11 Tips para superar el Síndrome Postvacacional

Para algunas personas es muy difícil superarlo...

25/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

También conocido como depresión postvacacional, el síndrome postvacacional es la ansiedad que nos produce regresar a la rutina laboral después de unos días de descanso. Aunque no es una enfermedad como tal, para algunas personas es muy difícil superarlo.

El síndrome postvacacional se presenta con mayor frecuencia cuando el trabajo se entiende como una actividad negativa, obligada, sacrificada y desagradable. Por ejemplo, en las sociedades donde se considera el trabajo como algo creativo, con sentido por sí mismo y digno para el ser humano, el estrés postvacacional prácticamente no existe.

Se trata de un proceso de readaptación a la vida laboral: horarios, obligaciones, volver a un espacio cerrado, etc. A veces el cambio se siente muy intenso, lo que genera molestias físicas y psicológicas como cuadros de estrés agudo, malestar, ansiedad, depresión, apatía, disminución del rendimiento, palpitaciones, sudoración, aumento de las frecuencias respiratoria y cardíaca, temblores y cambios de humor, entre otros.

Estos síntomas los manifiestan con mayor frecuencia las mujeres, quizá por desarrollar actividades en un entorno social y familiar de mayor presión. El síndrome se puede presentar desde el primer día que regresas a la oficina, hasta 10 o 15 días después. Normalmente se supera en unos días, pero si persiste es necesario consultar a un especialista.

Aquí algunos consejos para superar el síndrome postvacacional:

1. Empieza de manera gradual. Al llegar, no empieces la actividad de modo brusco e intenso, lo mejor es tomarte un tiempo para platicar de tus vacaciones, aclimatarte y así crear un buen ambiente de inicio laboral. Empieza por las tareas más gratas y deja lo pesado para el final, si es posible.

2. Aprovecha tus descansos. Ocupa la hora de comida o “la hora de cafesito” para hacer alguna actividad placentera o socializar.

3. Duerme bien. Trata de dormir las 8 horas recomendables, en especial si estás lidiando con el jet lag.

4. Mantén horarios regulares. Entre más pronto retomes tus horarios de día y de noche, más rápido te adaptarás.

5. No te lleves trabajo a casa. Así como no vas a llegar a la oficina con traje de baño y sandalias, tampoco pases más tiempo del necesario trabajando. Cada cosa tiene su lugar y su momento.

6. Haz ejercicio. Aunque sea un poco en la mañana, esto te activará de inmediato y hará menos pesado el resto del día.

7. Aprende a delegar. Selecciona las actividades que puedes llevar a cabo y delega aquellas para las que aún no te sientas lista.

8. Mantén una actitud realista y positiva. No te quedes pensando que las vacaciones fueron perfectas y tu vida es una basura, si lo ves objetivamente ambos tienen aspectos buenos y malos. Lo importante es concentrarte en el “aquí y ahora”.

9. Practica la relajación. Tómate unos minutos para respirar profundo, calmarte y eliminar los pensamientos erróneos o irracionales que te generen ansiedad.

10. Bájale al alcohol y al café. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central que puede agravar los síntomas de apatía, depresión y astenia provocados por el síndrome postvacacional. El café y las bebidas con cafeína, por su parte, agudizan los síntomas de estrés.

11. Organiza tu tiempo y diviértete. Del mismo modo que empleas un tiempo al día a trabajar, asegúrate de dedicar un tiempo también para ti mismo y las cosas que te gustan. Tener un hobby no sólo te ayudará a divertirte, también ayuda a combatir la ansiedad y el estrés.

Una estrategia súper eficaz para prevenir el estrés postvacacional es no regresar de vacaciones justo un día antes de volver al trabajo. Lo mejor es regresar dos días antes, tener un día de descanso en casa, prepararte psicológicamente y entonces volver a la rutina.

Y sobre todo, ten paciencia. El síndrome postvacacional es pasajero, sólo deja que se vaya. Sin embargo, si el problema estaba ahí antes de las vacaciones y se prolonga por más de un mes, quizá sea momento de consultar a un especialista o hacer un cambio en tu vida, porque es probable que tu trabajo no te guste tanto como crees.

 

Con información de Salud Mapfre.

 

Quiérete, Tu vida, Viajes

Notas relacionadas