LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Ashley Graham icono Body Positive

Por qué Ashley Graham es el ícono Body Positive de nuestra generación

La curvilínea modelo llega a los 32 años siendo una fabulosa inspiración para millones de mujeres

30/10/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El movimiento Body Positive es una poderosa fuerza que ya no se puede ignorar en la moda, la belleza y el entretenimiento. Buena parte del cambio hacia la inclusión de todo tipo de cuerpos se la debemos a la modelo Ashley Graham. Por eso hoy celebramos su cumpleaños número 32 recordando porqué es un ícono para las mujeres curvy y plus size de nuestra generación.

Ashley entro al mundo del modelaje desde los 13 años, cuando fue descubierta en un centro comercial de Nebraska. A los 17 se mudó a Nueva York para llevar su carrera a otro nivel: el de supermodelo.

“Mientras otros chicos estaban pasando por su etapa de autodescubrimiento en la universidad, la mía fue en medio de pasarelas, catálogos y castings”, dijo Graham en su discurso para TED Talks en 2015. ¿Talla extra? Más bien mi talla.

Su carrera se fue a las nubes en 2016, tras su histórica aparición en la portada de la revista Sports Illustrated Swimsuit Issue. Así se convirtió en la primera modelo catalogada como ‘plus size’ en ganar tal honor.

Ashley no solo habla de la inclusión de tallas: la vive. Desde negarse a que retoquen sus fotos, hasta crear sus propias líneas de lencería, trajes de baño y ropa casual para todo tipo de cuerpos.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@ashleygraham) el

 

Checa estas razones por las que Ashley Graham es la máxima exponente del Body positive para los Millennial:

1. Rechaza el término “pluz size”

La modelo ha dicho que le molesta el estigma que hay en torno a ese concepto y porque lo considera anticuado, tanto para clasificar modelos como para etiquetar la ropa en las tiendas o hablar cotidianamente de la imagen corporal.

“Creo que las palabras ‘plus size’ dividen a las mujeres”, dijo Graham en una entrevista de 2017 para el programa CBS This Morning. “Pienso que cuando dices plus size pones a estas mujeres en una categoría: ‘no comes bien’, ‘no te ejercitas’, ‘no te importa tu imagen’, ‘eres insegura’, ‘no confías en ti misma’”.

En la citada charla de 2015, también confesó estar harta de que le digan que es “bonita para ser una chica grande”, y pidió a la gente que mire más allá de los límites del término “plus size”.

2. No soporta que editen o retoquen sus fotos

La top model ha agradecido más de una vez a fotógrafos y publicaciones por respetar la forma y textura de su cuerpo. Ella no solo acepta sus rollitos, celulitis y estrías: ¡las ama! Y pobre de aquel que se atreva a alterar su figura.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@ashleygraham) el

3. Lucha para que los diseñadores y las marcas amplíen su rango de tallas

“Las curvas merecen alta costura”, escribió en un post de Instagram.

Ashley ha hablado muchas veces sobre lo frustrante que es no encontrar ropa de su talla. Ha revelado que no puede usar ropa de ciertas firmas porque no cuentan con prendas para su silueta y se niegan a crearlas. Incluso tuvo que faltar a la MET Gala 2016 porque ningún diseñador quiso vestirla.  

“Hay muchas mujeres curvy que quieren gastar dinero en ropa de diseñador de calidad, pero a menudo no pueden porque su talla simplemente no existe”, dijo en una entrevista para British Vogue.

4. No espera que hagan ropa de su talla: ella la crea

Ante la falta de visión de diseñadores y marcas, Ashley tomó el asunto en sus manos y ha colaborado con varias firmas de moda incluyentes para crear líneas de ropa de mezclilla, trajes de baño, lencería y vestidos de noche para todas las tallas.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por (@ashleygraham) el

5. Usa su fama online para inspirar a otros

La ex jurado de ‘America's Next Top Model’ usa sus redes sociales para esparcir su mensaje Body Positive, lo que la convierte en un modelo a seguir para la generación digital.

Muchas de las fotos de Graham derriban tabús sobre la estética corporal. Por ejemplo, días después de anunciar su embarazo publicó una imagen donde aparece desnuda, con sus curvas, estrías y celulitis en primer plano, ¡y a sus fans les encantó tanta honestidad!

6. Demuestra que el valor de una persona no lo determina una talla

En una conferencia, la supermodelo fue muy clara al hablar de aceptación, autoestima y estereotipos: “No importa qué talla o forma tengas. Puedes ser saludable”.

“No se trata solo de nuestra talla. Es sobre nuestra mente, nuestro corazón, nuestras emociones. Estamos muy envueltos en esta conversación de las tallas”, agregó Graham.

Mira también: Lencería de Rihanna supera a Victoria’s Sectret con diversidad e inclusión

Aunque en los últimos años se han dado grandes pasos rumbo a la aceptación y la inclusión de todo tipo de cuerpos, aún falta un largo camino que recorrer.

Por suerte hay personas como Ashley Graham que están abriendo brechas para inspirarnos a dejar de odiar nuestros cuerpos porque no encajan en los estándares tradicionales de belleza. Para recordarnos que tenemos derecho a ser nosotras mismas, disfrutar y vivir la vida sin que una talla nos limite.

¡Gracias Ashley y feliz cumpleaños!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas