VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
Tips para superar la adicción a las compras

Tips para superar la adicción a las compras

Hasta la shopaholic más activa puede salir del círculo vicioso haciendo pequeños cambios

26/04/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Una blusa por aquí, un nuevo gadget por allá y de repente te ves rodeada de bolsas de tiendas. La adicción a las compras es un mal que padecen muchas personas pero pocas lo reconocen y pueden superarlo. Por eso te pasamos unos tips para ayudarte a dejar atrás la vida de shopaholic.

Ser adicta a las compras no solo provoca problemas financieros, también sociales, de pareja, familiares y, por supuesto, emocionales.

La diferencia entre una persona que simplemente compra muchas cosas y una verdadera shopaholic es la imperiosa necesidad de comprar para cubrir una necesidad emocional. Aquí puedes checar las señales de que eres adicta a las compras.

 

Si quieres superar el problema para tener una vida financiera y emocional más sana, checa estos consejos:

1. Lo primero es admitir el problema

Tienes que hacer una profunda reflexión sobre tus hábitos de compras y cómo éstos se relacionan con tu estado mental. Si notas un patrón claro de que tiendes a ir de shopping cuando te sientes triste, feliz, enojada o hubo algún cambio importante en tu vida, quizá seas shopaholic. Reconocerlo para ti misma te ayudará a enfrentarlo de frente y a prepararte para todo el trabajo que te queda por hacer.

2. Reflexiona antes de cualquier compra  

Cada vez que estés tentada a sacar la cartera o a dar “tarjetazo”, detente y piensa: ¿Es algo que necesito o solo lo quiero? ¿Puedo vivir sin esto? ¿Tengo más de esto en casa? Esto te ayudará a discernir si la compra es realmente la correcta o no.

3. Aprende el arte del autocontrol

Una vez que te des cuenta de que vas a hacer una compra innecesaria, entonces cierra tu bolso y repite: “no lo necesito, no es vital y estaré bien sin adquirir esto”.

Si aún no estás lista para hacerlo por tu cuenta, pídele a una buena amiga (de esas que ya saben que tienes un problemita con tu shopping y hasta te han regañado por eso) que te acompañe, o llámale cada vez que sientas que vas a flaquear.

4. No vayas a las tiendas “por diversión”

Muchas personas visitan los centros comerciales como si fuera un paseo cualquiera, pues hay mucho que ver y hacer. Pero para alguien adicto a las compras, el mall se convierte en un peligroso terreno minado. Pongámoslo así: es como si un alcohólico fuera a las tiendas de licores porque le divierte ver las botellas.

Solo ve a las tiendas cuando vayas a comparar algo específico que sea absolutamente necesario. Esto también aplica para las tiendas online: no entres solo para ver “qué hay de nuevo”.

 

5. Gasta sabiamente

Puedes verlo como un reto: en vez de comprar lo primero que veas al precio que sea, desafíate a buscar el mejor precio posible para eso que quieres. Busca ofertas, cupones, promociones, cualquier ‘deal’ que te permita ahorrar. Así protegerás tus finanzas y quizá, mientras buscas opciones, se te quiten las ganas de comprar.

6. Date un gusto de vez en cuando

Pasar de comprarte todo lo que se te antoja a no comprar absolutamente nada es imposible y podría ser contraproducente. Los shopaholics en recuperación aún sienten la necesidad de comprar cosas de vez en cuando.

Bajarle a tu adicción es importante, pero debes hacerlo paulatinamente, de forma que el deseo no se acumule y explote en un frenesí de shopping incontrolable.

7. Sana tus finanzas

Por lo general, las adictas a las compras tienen varias tarjetas de crédito y cargan con numerosas deudas. Haz un plan para liquidar todas las que puedas en el menor tiempo posible, hasta quedarte solo con las esenciales. Una tarjeta de crédito y una departamental son más que suficiente para tener mejor control de tus gastos.

Mira también: ¿Eres adicta a las ofertas? Eso tiene un nombre

Si después de probar estos tips no logras superar tu adicción a las compras o por lo menos mejorar tu situación, considera ir con un profesional.

Un terapeuta calificado podrá guiarte para que resuelvas el verdadero problema de raíz, ya que el shopping compulsivo solo es una forma de canalizar otras emociones y pensamientos que no has trabajado.

¡Tú puedes!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas