LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Así es el aterrador divorcio de una princesa árabe

Así es el aterrador divorcio de una princesa árabe

Su matrimonio con un emir de Dubái estuvo lejos de llevarla a “un mundo ideal”

02/08/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El reciente live action de ‘Aladdin’ nos recordó que desde niñas soñábamos con ser una princesa árabe. Sin embargo, la realidad de estas royals es muy diferente a lo que imaginábamos.

La prueba más actual es el terrible divorcio por el que atraviesa la princesa Haya Bint al Hussein, quien tuvo que huir a escondidas y pedir asilo en Europa, mientras tramita una orden de alejamiento por violencia de género de parte de su aún esposo, el emir de Dubái Mohammed bin Rashid Al Maktoum.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Marie Claire Russia (@marieclairerussia) el

 

 

A finales de junio, la princesa Haya escapó de Emiratos Árabes Unidos (EAU) junto con sus dos hijos (una niña de 11 años y un niño de 7) por temor de que su vida estuviera en peligro.

Primero llegó a Alemania en busca de asilo y ahora está “escondida” en Londres, en una casa valuada en unos $105 millones de dólares en Kensington Palace Gardens.

Hace unos días su hermano, el príncipe jordano Ali Al Hussein mostró públicamente su apoyo a la princesa y compartió una foto con ella en Twitter.

 

 

Haya, de 45 años y casada con el emir de Dubái, Mohammed Al Maktoum de 70 años, solicitó este martes 30 de julio la custodia de sus hijos, una orden de protección contra el matrimonio forzado y una orden de alejamiento para su marido.

Por su parte, el emir Mohammed solicitó la devolución de sus hijos a Dubái y también pidió una restricción para que el tribunal no divulgue información sobre las peticiones, pero esto último fue rechazado, según reporta la BBC.

El juez Andrew McFarlane dictaminó que había “un interés público entendible, en términos muy amplios, de los procedimientos que se llevan a cabo ante el tribunal”.

Al parecer, la princesa tiene pensado quedarse en Reino Unido, pero si su esposo exige que sea devuelta a Dubái, eso podría causar un problema diplomático entre las naciones, pues tienen estrechos vínculos políticos y comerciales.

¿Quién es la princesa Haya Bint al Hussein?

La princesa Haya es hija del rey Huséin I de Jordania y media hermana del actual monarca de su país, el rey Abdalá II. Es decir que es cuñada de la famosa y ultra fashionista reina Rania de Jordania.

Además, Haya cuenta con una licenciatura y un máster en la prestigiosa Universidad de Oxford, donde estudió política, filosofía y economía. Es una destacada deportista y representó a Jordania en equitación en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000.

Ella se casó con el jeque Mohammed en 2004, cuando tenía 30 años y el emir 55, en un matrimonio presuntamente forzado. Se convirtió en su sexta mujer y “esposa menor”.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de MRM Family Fan's (@mrm.almaktoum.family) el

 

 

Además de multimillonario, el jeque es vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos, gobernante de Dubai y padre de 23 hijos con diferentes esposas.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de MRM Family Fan's (@mrm.almaktoum.family) el

 

 

¿Por qué la princesa tuvo que huir del país a escondidas?

Fuentes cercanas a Haya afirman que la mujer descubrió hechos inquietantes sobre el regreso a Dubái el año pasado de Sheikha Latifa, de 33 años, una de las hijas de Mohammed.

Latifa escapó de los Emiratos Árabes por mar con la ayuda de un francés, pero fueron interceptados por hombres armados en la costa de India y devuelta a su país.

En ese momento, la princesa Haya defendió la reputación de Dubái sobre el incidente, alegando que Latifa había sido “vulnerable a la explotación” y que ahora estaba “segura en Dubái”. Los defensores de derechos humanos dijeron que fue secuestrada contra su voluntad.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Chronicle NG (@chronicle.ng) el

 

 

Sin embargo, todo indica que Haya se enteró del verdadero destino de la princesa Latifa y desde entonces fue objeto de hostilidad y presión de la familia de su esposo, hasta el punto de sentir que su vida estaba en peligro si se quedaba en Dubái.

Incluso ahora que está refugiada en Londres, una fuente cercana a ella dijo que la princesa teme ser secuestrada y obligada a regresar a Dubái.

La primera princesa que escapó del emir Mohammed

Otro caso perturbador fue el de la princesa Shamsa Al Maktoum, otra de las hijas del jeque Mohammed. En el 2000, la joven que en ese entonces tenía 19 años escapó por un breve periodo de la casa de la familia en Inglaterra.

Shamsa condujo su Land Rover hasta el borde de la finca, dejó el auto y cruzó la cerca a pie. Un año después la encontraron en Cambridge, Inglaterra, y fue devuelta por la fuerza a Dubái en un avión privado.

 

Desde entonces no se supo nada ella hasta finales de 2018, cuando su hermana, la princesa Latifa, contó en un video que Shamsa estaba siendo drogada para quebrar su voluntad. Algunos defensores de derechos humanos aseguran que primero estuvo encerrada durante ocho años.

Latifa se grabó a sí misma en un vídeo que difundió a través de redes sociales, porque tenía también la intención de darse a la fuga y temía que le sucediera lo mismo. Y así fue, no se le volvió a ver hasta diciembre de 2018, cuando Mary Robinson, la ex alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, viajó al emirato para fotografiarse con ella y asegurar después a la prensa que la joven Latifa se encontraba bien.

Mira también: Por esta razón el príncipe Harry y Meghan Markle solo tendrán dos hijos

Como verán, las vidas de las verdaderas princesas árabes distan mucho de la visión romántica que tenemos de ‘Jazmín’, ‘Aladdin’ y el sultán bonachón que apoya y hasta empodera a su hija.

Lo peor es que esta historia no es exclusiva de la realeza árabe. Muchas mujeres de todo el mundo cuentan historias similares tras casarse con hombres de aquellas lejanas tierras, donde las leyes son hechas por y para ellos, y las ellas quedan prácticamente anuladas.

Esperamos que las princesas Haya Bint al Hussein, Sheikha Latifa y Shamsa Al Maktoum encuentren paz, tranquilidad y respeto a sus derechos humanos en donde quiera que estén.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

 

Noticias, Virales

Notas relacionadas