LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Siente tus curvas más atractivas

No te limites tú sola

20/01/2015 | Autor:
Comparte en:

Cuando no te encuentras en tu peso es muy común sentir que, por lo tanto, eres menos atractiva. Tú te lo crees y de inmediato es lo que empiezas a proyectar, reflejando ese malestar en tu apariencia, tus acciones, tu forma de vestir y de tratar a las personas. Es por ello, que el mayor propósito con el que debes iniciar estos 12 meses es cambiar esa actitud, por que qué tan atractiva eres no va ligado a cómo te ves.

Por Christín Parcerisa

Cómo hacerlo
Sé determinada. Olvídate de las frases "no me importa”, "qué más da”, "no sé”. Al contrario, en vez de elegir un atuendo pensando así, cambia por completo. Sí te importa y por lo tanto demuéstralo en cada acto. Una mujer decidida es más bella.

Demuestra confianza en ti misma. Así como luchaste contigo para ser más decidida refléjalo en cómo te relacionas con los demás. No te hagas menos, hazte escuchar, di lo que piensas. Eso no significa que seas inflexible, pero una cosa es negociar y otra dejar que pasen sobre ti.

Encuentra tus fortalezas. Enlista todas esas cosas que te hacen ser tú y tus características que más te hacen destacar. Por ejemplo, ser amable, considerada, divertida, alegre, confiable, platicadora, etc. Ahora que estás consciente de ello, sácalas a relucir cuando conozcas a alguien.

Encuentra algo que te guste, ten un hobby. Música, pintura, deporte, literatura, idiomas, cocina… lo que sea. El caso es que cuando encuentras algo que te apasiona dejas de preocuparte por lo que es menos importante y, además, puedes compartir esa pasión con otra persona.

Make over. Cuida tu piel, hazte faciales, tratamientos en el cabello, un buen corte, elige ropa que te quede y cómprate un muy buen perfume. Y por buen perfume no necesariamente significa caro, sino una fragancia que represente tu personalidad y te haga sentir sexy. El aroma puede tener mayores efectos de lo que te imaginas.

Interésate. Una persona que realmente escucha y pone atención a lo que alguien le está diciendo es francamente atractiva. Por lo tanto, evita las conversaciones tipo "yo-yo” e involúcrate.

Quiérete. La mejor forma de que alguien se interese en quererte es si tú te quieres primero. Esto es porque se nota, te cuidas, te interesas en ti, te conoces y buscas tu bienestar. Lo demás, llega sólo.

No te quejes, mejor actúa. Quejarte y decir que estás sola y que no vas a encontrar a nadie y otras cosas deprimentes también se vuelve un hábito y después lo estás diciendo a cada persona que encuentras y, lo peor, te lo crees. Deja atrás esas épocas y mejor haz un plan de acción para conocer gente nueva, visita lugares, sal, inscríbete a clubes a clases, etc. Aún si a la primera no logras tu cometido el simple hecho de salir y hablar con otras personas te pondrá de mejor humor.

Toma la iniciativa. Nada te hará sentir como una mujer fuerte y segura de si misma como actuar con base en lo que deseas. Y eso es muy atractivo. Si sientes que hiciste click con alguien, invítale un café. El no ya lo tienes, lo demás será ganancia.

Vivan las curvas