LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Curvas sin frenos: Hombres con sobrepeso

¿Sufren igual que nosotras?

31/03/2015 | Autor:
Comparte en:

Jacobo estaba HERMOSO cuando íbamos en la prepa: Alto, cabello negro, piel perfecta, ojos verdes, pestañas espesas y una sonrisa coqueta que desafortunadamente veíamos poco las chicas del salón. Casi siempre estaba serio, y no hablaba mucho, bueno, conmigo sí. Él decía que yo sí lo entendía, porque éramos iguales y teníamos el mismo problema: Éramos los "gorditos” del salón… los "amigos” de todos.

Por Aydeé Treinta / [email protected]/ FBChica Plus México

Jacobo estaba locamente enamorado de Alicia, una chica de otro salón que le hacía la vida miserable, y no porque fuera mala, sino porque los 3 años de escuela lo tuvo de "mejor amigo” y le contaba cómo la trataban los patanes con los que ella salía, y ahí estaba siempre Jacob, su paño de lágrimas: escuchándola, llevándola al cine y ayudándola con las tareas que ella nunca hacía por salir con otros, y la verdad a mi me CHOCABA que tratará así a un chavo tan buena onda, que cualquiera hubiera querido de novio.

Un día, harta de ver cómo trataba a mi amigo, la confronté y le dije que era una tonta, que Jacobo moría de amor por ella y ella no lo pelaba, que era un caballero y era genial, una gran persona, un súper amigo… De pronto me interrumpió para preguntarme a quemarropa: "Y si es tan lindo y buena onda, ¿por qué no te lo amarras tú? ¿Por qué no andas tú con él?” Me tomó por sorpresa su pregunta, pero traté de responder lo más rápido que pude: "Pues no, porque es mi amigo y yo lo veo como tal, además no me gusta de ese modo”.

En cuanto terminé de decir esas palabras, ella respondió dejándome con la boca abierta porque honestamente no me esperaba un análisis tan certero de una chica a quien yo consideraba tonta y hueca: "No te gusta porque es gordito. No te hagas. Aquí en la escuela todos sabemos que a ti, Aydeé, te gusta Alfredo, que es igual que Jacobo de buena onda, solo que es alto y DELGADO ¡Pero hasta se te cae la baba cuando se quita la playera!”. Se dio la media vuelta y se fue, dejándome ahí con la cara roja de pena y miles de ideas chocando dentro de mi cabeza.

¿Tenía razón Alicia? ¿Era yo igual de superflua como todos los chavos que me rechazaban a mí por obesa?¿Era yo igual de crítica? La respuesta honesta fue: Sí.

Estuve avergonzada de mí misma muchos días y comprendí que las malas experiencias con los chavos que me rechazaron antes era por puro karma y me lo tenía tal vez muy merecido.

Quite de las paredes de mi cuarto los pósters de los galanes de moda que lucían sus sexy abdómenes, brazos y piernas perfectos y decidí hacer una lista de las características de PERSONALIDAD que me agradaban en los hombres: educados, divertidos, inteligentes, de mente abierta, etc. Y al final de esa lista escribí las características físicas, pero eso fue más complicado, ya que ahora tenía en mi mente la idea de que antes que el físico está la personalidad, así que no terminé de escribir dicha lista y decidí que lo mejor era que la vida me sorprendiera.

De ahí en adelante empecé a salir con todo tipo de hombres que me agradaran y que cumplieran en la medida de los posible los requisitos de mi lista de personalidad, debo confesar que aunque me gustan muy altos, he salido con chavos de mi estatura o más bajitos. También me gustan de piel morenos, pero, si me invitaba un güerito buena onda, ¿por qué no? Me gustan delgados y musculosos ¡Qué triple moral la mía! pero luego de un tiempo, sí me animé a andar con Jacobo y la pasamos muy bien, aunque no se pudo dar más porque él se fue a vivir a USA, y ya ven lo que dicen, "Amor de lejos…", no funciona.

En verdad la he pasado muy bien, he conocido gente a todo dar y gente no tan buena, pero decido ya con base en otras cosas, no al físico, y fue lo MEJOR que he podido hacer. Ojalá hombres y mujeres se fijaran en la personalidad primero, antes que en como lucen las personas.

Y a los hombres gorditos de verdad les digo que se pongan abusados con esas chavas que los tienen años en la friend zone o que se creen que les hacen el favor, no valen la pena. Los gorditos son excelente material para novios, amigos o amantes. La mayoría son muy sensibles, no puedo generalizar, pero en sí, es lo que he visto.

A ustedes mis chicas hermosas les digo de verdad: Con la vara que midamos seremos medidas. Evitemos discriminar a los hombres por su peso. Hay mucho hombre atlético, pero muy hueco por dentro y no puedo generalizar, pero también por lo que he visto es mayoría. Ningún hombre nos esta haciendo el favor al fijarse en nosotras por muy guapo que esté, no permitan que nadie las haga menos, pónganse muy atentas.

Vivan las curvas