LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cura tu mente y tu cuerpo con el yoga

Esta práctica milenaria te ayudará más de lo que crees.

11/04/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Las curvas son tan sensuales que tenemos mantenerlas en forma y, ¿qué mejor forma de hacerlo que practicando yoga? sub

Además de ejercitar tu cuerpo y mejorar tu flexibilidad y postura, el yoga es una opción perfecta para poner en óptimas condiciones tus órganos internos, puesto que estimula a la relajación, disminuye el ritmo cardiaco y respiratorio y aumenta el volumen de sangre que va a los intestinos y órganos reproductivos.

Practicar yoga cuando se tiene sobrepeso resulta bastante benéfico no sólo para el cuerpo, sino para la mente, ya que practicarlo te ayudará a mejorar tu autoestima y llenarte de buena vibra.

Aunque pareciera que sólo es colocarse en ciertas posiciones y hacer que tu cuerpo se estire y doble como tu quieras, el yoga tiene muchísimo más de fondo: te ayudará a conseguir esa confianza, seguridad, paz y quietud que siempre has ansiado y te hará sacar lo mejor que tienes dentro de ti, ayudándote a aceptar y a amar tu cuerpo al mismo tiempo que pensar en él como un instrumento móvil para nuestra alma.

¿Quieres ponerlo en práctica? Te decimos algunas posiciones que pueden ayudarte a mejorar ciertas partes de tu cuerpo.

¡Haz tu cintura más estrecha y pon tu corazón en forma!
Túmbate sobre tu espalda y coloca tu mano derecha debajo de tu cuello. Lleva el brazo izquierdo sobre la cabeza. Pon la pierna izquierda sobre la derecha manteniendo las rodillas estiradas. Mantén la posición por cinco minutos y repite con la otra pierna.

Trasero de impacto
Haz que tus pompas se vean excelentes haciendo la postura de la silla: Párate súper derechita y con los pies separados a la altura de cada una de tus caderas. Con tus brazos levantados sobre tu cabeza y tus palmas unidas, baja hasta quedar en cuclillas. Mantén por un minuto y repite.

¡Trabaja esos abdominales!
La posición de la vela es perfecta para eso: Recuéstate en el piso con un tapete especial y sostén tu cuerpo con tus brazos tal como aparece en la foto. Ten paciencia, quizás no puedas hacerlo perfectamente al principio, pero con algo de práctica lo lograrás.

Mejora tus muslos
Párate en la postura de la montaña pies juntos, hombros relajados, el peso uniformemente distribuido a través de las plantas de los pies, los brazos a los lados y vista hacia el frente. Posteriormente, da un paso hacia la derecha con el pie derecho. Gira 90 grados hacia afuera el pie derecho y unos 45 grados el pie izquierdo. Mira hacia adelante y mientras inspiras, alza los brazos hasta formar una "T". Dobla la rodilla derecha 90 grados, manteniendo la rodilla sobre el tobillo. Mantén la mirada a lo largo de la mano derecha. Quédate así un minuto y repite del otro lado.

Espalda y glúteos excelentes
Lógralos haciendo la postura del puente: túmbate de espaldas con rodillas flexionadas y los pies apoyados en el piso a la altura de las caderas. Pon tus brazos a tus lados y con palmas hacia abajo. Al inspirar, alza las caderas. Permanece un minuto y repite.

Información de Yoga es +
AGL

Vivan las curvas