LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo es la experiencia de que te alineen los chakras

Perfecto para abrir los caminos de energía

03/10/2014 | Autor:
Comparte en:

Todo el universo está lleno de energía y la idea de los chakras es que éstos funcionan como puertas que ponen en contacto todas las energías que hay. La función de los chakras es mantener tu salud espiritual, física, emocional y mental equilibradas para sentirte mejor y que cosas buenas lleguen a tu vida.

La alineación de chakras se puede dar a través de una serie de métodos como meditaciones, cristales, imposición de manos, afluencia magnética, entre otros, que equilibran los campos energéticos del cuerpo para tener un bienestar integral. Aunque hay varias formas de hacerlo, generalmente siguen el mismo orden.

Por Christin Parcerisa

Para dar inicio miden los chakras para ver cuáles están fuera de balance, cuales se encuentran bajos de energía, cuales pueden estar cerrados o no funcionan de manera correcta.

Antes de arrancar con la terapia la persona debe quitarse cualquier metal que traiga. Ahora es momento de recostarse con la cabeza orientada hacia el norte. Con un péndulo van haciendo una interpretación y una equivalencia de energías según se requiera. El terapeuta pide de la autorización para hacer cambios en el aura y comienza a limpiarla energéticamente de acuerdo a la técnica que utilice.

Algunas personas a quienes les han realizado la terapia comentan que han sentido sacudidas de energía, visiones, sensación de calor o escalofríos, pero los terapeutas dicen que es parte de la sanación y esto les ayuda a determinar que necesita más atención.

Al terminar es común sentir una gran paz o tener la sensación de estar flotando fuera del cuerpo.

Si no tienes tiempo o todavía no te animas a tomar una sesión con un especialista hay algunas cosas que puedes hacer desde tu casa que te ayudan a armonizar tus chakras y a que tu energía fluya mucho mejor.

Toma nota
Esfuérzate todos los días para ser feliz. Estar feliz o triste también es algo que se hace rutina, así que si todos los días tratas de encontrar las cosas positivas de tu día, tomas las situaciones más amenas y regalas una sonrisa no sólo te sentirás mejor sino que las personas a tu alrededor recibirán tu buena vibra y te la regresarán.
De vez en cuando camina sin zapatos por el pasto o abraza algún árbol para que entregues las malas vibras y puedas cambiarlas por sentimientos más positivos.
Orar o meditar es una forma muy sana de armonizar tu energía y sentirte mejor. Así que hazlo aunque sea 5 minutos todos los días.

Vivan las curvas