LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
5 Rituales nocturnos que te hacen subir de peso

5 Rituales nocturnos que te hacen subir de peso

Por más que te cuides durante el día, todo puede quedar arruinado por la noche. Que no te suceda.

29/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Si te gustan tus curvas tal y como están, debes saber que hay ciertos rituales nocturnos que te hacen subir de peso. Para no sabotear tu dieta o tu rutina de ejerció, conoce cuáles son. 

 

Varios estudios han confirmado que los hábitos de sueño y lo que haces antes de dormir pueden afectar tu metabolismo y hacer que ganes o pierdas kilos mientras duermes. 

 

 

5 razones por las que dormir SÍ te ayuda a adelgazar 

 

 

Para utilizar esto a tu favor, aprende lo que no debes hacer por las noches: 

 

1. Beber alcohol

 

Aunque creas que te relaja, lo que hace es evitar que tengas un sueño profundo y reparador. Como resultado, despertarás con la sensación de poco descanso, tus niveles de hormona del hambre estarán por las nubes y los de hormona de la saciedad por los suelos, y desearás con ansia alimentos grasosos.

 

 

2. Desvelarte

 

Cuando no duermes lo suficiente, las hormonas del hambre resultan afectadas, esto hace que tu cuerpo confunda lo que es realmente hambre, cuándo debe quemar calorías y cuando debe conservar energía. Dormirte hasta tarde o despertarte a mitad de la noche no solo te causa más hambre al día siguiente, también incrementa los niveles de la hormona que almacena la grasa en el cuerpo. 

 

3. Cenar pesado

 

Cuando tu última comida del día es la más abundante, eso impide que duermas relajadamente, ya que tendrás problemas para digerir tanta comida. Además, como tu cuerpo está inactivo, almacenará las calorías en forma de grasa. 

 

 

Adelgaza fácilmente con este método japonés de respiración

 

4. Elegir los bocadillos equivocados

 

Los snacks altos en grasa hacen que tu cuerpo trabaje intensamente durante la noche, lo que no te permite descansar como se debe. Por su parte, los bocadillos dulces causan picos de azúcar en tu sangre, lo que te hará despertarte a mitad de la noche con hambre y atacar el refri.

 

5. Te acuestas terminando de cenar

 

Cuando te acuestas justo después de comer te estás perdiendo los beneficios de una buena caminata. Según un estudio, cuando los diabéticos caminan por 10 minutos después de cada comida, sus niveles de glucosa bajan 12% en comparación con los que no salieron a caminar. Otra investigación encontró que los adolescentes obesos o con sobrepeso redujeron sus picos de azúcar en la sangre después de una corta caminata. Esto se traduce en prevenir que tu cuerpo almacene grasa.

 

 

 

Mira también

 

Cómo moldear unos glúteos plus size

 

Momentos en los que se vale romper la dieta

 

 

 

 

 

 
Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas