LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We Heart It
Momentos en los que se vale romper la dieta

Momentos en los que se vale romper la dieta

¡No es malo darte un gusto!

02/11/2016 | Autor: Ale Vidal
Comparte en:

 

Estar todos los días en dieta rigurosa con un refrigerador lleno de cosas verdes y etiquetas con la palabra light ¡no se llama vida!

Por eso, te decimos 5 momentos en los que te puedes permitir un gusto y que no afectarán tu salud ni las líneas de tus curvas.

  • Navidad/Año Nuevo

Obvio no podíamos dejar que te quedaras con el antojo de pavo relleno acompañado de spagueti y cuernitos en la cena navideña… Y mucho menos sin el recalentado (que es el que sabe mejor).

 

 

  • Fiestas: Baby Shower, cumpleaños, despedidas de soltera…

Todos estos eventos están llenos de deliciosos menús para acompañar el momento, así que no puedes negarte a probar de los manjares que te ofrecen en este momento. Ya otro día repondrás y equilibrarás esto que te comiste, date el gusto de romper la dieta.
 

Cosas que vivimos cuando estamos a dieta

  • Noche de chicas

Traen todo el ambiente mientras ven películas de terror y si algo no puede faltar es la pizza, las palomitas, la cerveza y la botana, el chisme no sería lo mismo sin ellos. Éntrale tranqui a estos gustos culposos y al día siguiente sólo agrega 30 minutos de cardio a tu rutina de gym.

 

 

  • Cuando te sientas mal

¡Porque el cuerpo lo pide! Si sientes un antojo tremendo de algo dulce o salado y no está permitido en tu dieta, ¡cómelo! Recuerda que los fuertes antojos son señal de que algo le está faltando a tu cuerpo. Una vez que hayas saciado las ganas consulta con tu doctor cuál es la vitamina de la que carece tu organismo y provoca esos antojos.

 

Mandamientos de una chica curvy

  • En el embarazo

No conviertas este hermoso momento en una tortura con dietas. Lo más bonito de él es poder sentirte consentida por tus seres queridos, en especial por tu pareja, así que se vale decirle que te traiga ese cup cake o el mango con chilito que tanto se te antoja.

 

 

Ya lo sabes, no tienes por qué pelearte con la comida, disfrútala balanceadamente ;D

Vivan las curvas, Salud

Notas relacionadas