LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Adelgaza fácilmente con este método japonés de respiración

Adelgaza fácilmente con este método japonés de respiración

El ‘Oxigercicio’ te ayuda a quemar calorías sólo con respirar.

08/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Entre todas las opciones que existen para quemar grasa abdominal, encontramos una que suena fabulosa. Se trata del Oxigercicio, un método japonés para adelgazar mientras respiras, ¡así de fácil!

 

El oxigercicio promete ayudarte a bajar hasta 13 kilos en 50 días, dedicándole máximo 10 minutos al día a unos ejercicios respiratorios muy específicos y nada complicados. 

 

Este método surgió de casualidad, cuando los médicos le recomendaron al actor japonés Miki Ryosuke una serie de ejercicios básicos de respiración para fortalecer la zona lumbar y abdominal, y así aliviar los dolores de espalda que sufría. 

 

Riyosuke bautizó este ejercicio como la “dieta de la respiración prolongada”, ya que el efecto secundario fue una importante pérdida de peso. 

 

Muchos médicos en Europa apoyan la eficiencia del método y explican que la grasa está compuesta de oxígeno, carbono e hidrógeno. El oxígeno que inhalamos, llega a las células de grasa y las descompone en partes (carbono y agua). Por lo tanto, cuanto más oxígeno usan nuestros cuerpos, más grasa quemamos.

 
 

 

 

 

¿Cómo hay que respirar?

 

La técnica se divide en dos ejercicios.

 

El primero consiste de adoptar cierta postura, hacer una inhalación de tres segundos, y luego una exhalación de siete, así:

1. Para la primera postura debes colocar un pie delante del otro y dejar caer la mayor parte del peso de tu cuerpo sobre el pie de atrás, por lo que tan sólo usaremos un 10% de nuestra masa sobre el primero de nuestros apoyos. 

2. Luego, inhala llenado tus pulmones durante 3 segundos de forma lenta y contante. 

 

3. Una vez que tu cuerpo esté oxigenado, comienza a levantar los brazos mientras exhalas el aire durante 7 segundos.

Debes mantener bien apretados los músculos de los glúteos mientras realizas la respiración, para garantizar un ejercicio correcto. Durante la exhalación tendrás que mantener en tensión todos tus músculos, como si estuvieras haciendo sobreesfuerzo, para que el oxígeno haga efecto en todo el cuerpo. Este paso debes repetirlo durante 2 a 5 minutos cada día. 

 

El segundo ejercicio te permitirá mejorar el rendimiento. Al igual que en el primero, debes apretar los glúteos, pero ahora colocarás una mano delante del abdomen y la otra en el coxis. Inhala durante 3 segundos y, de nuevo, exhala por 7 segundos. 

La diferencia es que ahora concentrarás la fuerza en el abdomen, así que mientras expulsas el aire debes apretar los abdominales con fuerza. Este también se realiza durante 2 a 5 minutos diarios.

 

Para que lo tengas más claro, checa este video:

 

 

Este método tiene muchas ventajas: no te toma más de 10 minutos al día, no supone un gran esfuerzo físico, se puede realizar en cualquier lugar sin necesidad de ningún accesorio y, como no implica cambiar tu alimentación ni consumir suplementos, no supone un riesgo para la salud.

 

Los especialistas aseguran que este método fortalece los músculos del tronco y acelera el metabolismo, pero deberás hacerlo diario si quieres ver resultados. 

 

Si lo intentas, lo peor que puede pasar es que no adelgaces como esperabas, sin embargo, respirar de esta forma puede ayudar a relajarte, oxigenar mejor tu cuerpo y aumentar tu resistencia pulmonar, ¡son muchos beneficios!

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Salud, Fitness

Notas relacionadas