LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Todo sobre las infecciones vaginales

Qué son, cómo se contagias, cómo se curan y cuáles son sus mitos.

14/12/2012 | Autor:
Comparte en:


Por Christin Parcerisa

sub Todas hemos escuchado sobre las infecciones vaginales, pero no todas sabemos cómo se dan y cómo protegernos. sub

Probablemente alguna amiga nos ha dicho que sigamos un remedio casero buenísimo para curarnos o cuántas veces nuestra mamá nos dijo que no tocáramos la taza de un baño público, pues nos podemos infectar. Para cuidar de nuestra salud y de nuestra sexualidad es muy importante estar informadas para saber con certeza cómo protegernos y evitar padecer enfermedades como las infecciones vaginales. La Dra. Adriana Galaz nos platicó sobre las causas más comunes, cómo se cura y cuáles son los mitos más comunes.

Para empezar debemos saber qué es una infección vaginal. No es sólo una enfermedad, en el término se engloban todas las infecciones que puedan producir flujo o lesiones en las paredes vaginales y en el cérvix. Como no se trata de una sola causa, la cura siempre es distinta. Las principales causas son hongos, vaginosis bacterianas y las producidas por contacto sexual como el Tricoma, Ghonorrea, Clamydia y Virus del Papiloma Humano.

Principalmente surgen debido a un cambio en el pH en el ambiente interno de la vagina. Este cambio es común que se dé cuando usamos ropa muy ajustada, si nuestra ropa interior no es de algodón y cuando nos dejamos puesto el traje de baño húmedo después de nadar. Asimismo, se incrementa el riesgo de padecer una infección vaginal durante el embarazo, pues el pH cambia.

¿Cómo saber si padeces una infección vaginal? Aunque cada tipo de infección presenta diferentes síntomas los más comunes son: cambio en color del flujo vaginal, volverse blanco, amarillo o verdoso, mal olor, comezón en la vagina y los labios, dolor durante la penetración dispareunia, ardor al orinar, sangrado, ganas de orinar justo después de haberlo hecho y sensación de que la vejiga no se ha vaciado. Es muy importante acudir al médico, las infecciones vaginales requieren de medicamento. Además, ya que las razones son múltiples no puedes saber qué tipo de infección tienes y, por ejemplo si se trata de una infección por Ghonorrea las consecuencias pueden llegar a ser fatales. En este caso lo que sucede es que la infección se convierte en una Enfermedad Pélvica Inflamatoria y te debes someter a cirugía de inmediato para retirar el útero. Claro, no todas llegan a estos casos, pero es mejor asistir al médico para descubrir la causa de la infección y tratarla lo antes posible.

Además de los medicamentos es probable que tu pareja también necesite tratarse. Asimismo te recomendamos que realices los siguientes cambios: evita usar ropa muy ajustada, bañare diariamente con jabón neutro, utiliza ropa interior de algodón, no utilices duchas vaginales y realiza una buena higiene al ir al baño. En cuanto a las relaciones sexuales, es preferible evitarlas mientras se está tratando la infección. Una vez erradicada evita que vuelva a aparecer orinando antes y después de la relación sexual. Utilizar condón también ayuda a prevenir una infección.

Mitos:
Que te puedas contagiar en un baño público. Esto es muy raro que suceda ya que los microorganismos requieren de un ambiente caliento y con un pH determinado para sobrevivir. Estas condiciones no se encuentras sobre la superficie de una taza.
Que realices duchas vaginales para una mejor higiene. De hecho las duchas vaginales propician que te de una infección porque cambian el pH natural de la vagina. En vez de ayudar te predispone a más infecciones.
Que uses panti protectores diariamente. Estos producen un ambiente húmedo que propicia la aparición de una infección. Si los vas a usar deben de ser cambiados con regularidad.
Que sólo se da en mujeres sexualmente activas. Esto es totalmente falso, tanto una mujer que ya inició su vida sexual como una que nunca ha tenido relaciones sexuales puede padecer una infección vaginal. Sólo algunos tipos se dan por transmisión sexual, pero la mayoría se ocasiona por cambios en el pH interno de la vagina y todas las mujeres pueden sufrirlo.

Conoce más sobre tu cuerpo: Aprende a amar tu olor íntimo

Síguenos enFacebookyTwitter.
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?
CP

Salud, Otros