LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Nunca metas estos 12 alimentos al microondas, ¡nunca!

Nunca metas estos 12 alimentos al microondas, ¡nunca!

La flojera o “ahorrar” unos minutos también pueden afectar tu salud severamente.

19/10/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

El microondas se ha convertido en un gran aliado en la cocina para muchas de nosotras, en especial las que tenemos una vida muy agitada. Podemos calentar alimentos y prepararlos en cuestión de minutos, pero hay algunos que nunca debemos meter ahí.

 

Si eres de las que meten cualquier cosa al microondas con tal de ahorrar algo de tiempo, piénsalo dos veces, porque algunos alimentos se echan a perder o se vuelven dañinos para las personas. 

Mira la lista: 

1. Leche. En cuanto entra en contacto las ondas, las proteínas, nutrientes y la vitamina B12 se descomponen y desaparecen, dejando solo azúcar y grasa. Algo similar pasa también con la mantequilla y margarina.

 

2. Leche materna. Se reducen sus propiedades inmunológicas y se multiplican las bacterias. De acuerdo al Journal of Pediatrics, luego de calentar en el microondas 22 muestras de leche materna congelada en alta potencia, éstas contenían 18 veces más de E-coli que cuando la leche se calentaba de modo tradicional. Cuando se calentaron a baja potencia, los gérmenes se reproducían aún más.

 

También: Este es el alimento que NO comen las celebrities para estar en forma 

 

3. Espinacas y hortalizas. Las hojas de un color verde intenso como las espinacas y las acelgas tienen un alto contenido de nitratos, lo que es prácticamente inofensivo, pero al ser calentadas en el microondas, éstos se convierten en nitrosaminas, las cuales tienen potencial cancerígeno. Además, causan una reducción de la habilidad de la sangre para transportar oxígeno, causando “síndrome del bebé azul”, que por lo general afecta a los infantes.

 

4. Comida china. La salsa de soya, que es prácticamente sal líquida, se descompone durante el proceso de recalentado en el microondas, y la consecuencia es que al consumirla te provocará mucha inflamación. 

 

5. Agua. Cuando se calienta agua en el microondas puede ocurrir un fenómeno conocido como supercalentamiento, en el que la temperatura de un líquido sube demasiado rápido, haciendo que hierva violentamente. Las burbujas producto del hervor, al entrar en contacto con el aire, pueden hacer que el agua salga proyectada hacia arriba, causando quemaduras de gravedad. Aunque pueda parecer exageración, unas 25 personas mueren cada año en accidentes de este tipo.

 

6. Fruta congelada. Según algunos estudios, la mayoría realizados en Rusia, descongelar fruta en el microondas puede volverla cancerígena. Mejor no nos arriesgamos y la dejamos a temperatura ambiente hasta que sea comestible. 

 

7. Hongos. Según el Consejo Europeo de Información Alimentaria, las proteínas que contienen los hongos podrían destruirse por la acción de enzimas y otros microorganismos. Si no los almacenas correctamente y después los calientas en microondas, podría volverse una combinación lamentable que te producirá un fuerte dolor de estómago.

 

8. Arroz. Las ondas del microondas causan que los granos pierdan todos sus nutrientes. Además, es común que no se caliente de manera adecuada, lo que permite que las bacterias sobrevivientes al proceso de cocción se multipliquen y al consumirlas pueden causar intoxicación, vómitos y diarrea.

 

También: Con estos alimentos podrás reducir el efecto muffin en tu cintura 

 

9. Naranja. Las ondas electromagnéticas eliminan el contenido proteínico y la Vitamina C, dejando sólo un líquido amargo sin nutrientes.

 

10. Brócoli. Según una investigación del Journal of the Science of Food and Agriculture el brócoli cocido al vapor pierde un 11% de sus antioxidantes, mientras que el cocido en el microondas pierde hasta un 97% de los mismos.

 

11. Huevo entero. Para muchos es de lo más práctico preparase los huevos revueltos en el microondas, quedan resecos y algo acartonados, pero es gusto de cada quien. Lo que jamás debes hacer es meter un huevo entero con cascarón para tratar de cocerlo, ya que el agua que contiene se evapora y puede explotar. ¿Te aguantarías el susto y limpiarías ese desastre? Nosotras tampoco.

 

12. Ajo. El ingrediente activo que hace que el ajo tenga propiedades anticancerígenas, queda desactivado en menos de un minuto en el microondas.

 

13. Carne y pollo: un caso especial

Puedes recalentar estos tipos de carne solo si estás segura de que ya está bien cocida, pero no por más de 2 minutos o perderá su valor proteico.

Si quieres descongelarla antes de cocinarla en la estufa, toma en cuenta que después de 6 minutos en el microondas, la carne habrá perdido la mitad de su contenido de vitamina B12.

Si quieres cocinar carne o pollo en el microondas, debes seguir la receta al pie de la letra, ya que las ondas tardan un buen tiempo en penetrar la carne hasta el centro, y una cocción incompleta mantiene vivas las bacterias que pueden ser peligrosas para la salud. El pollo, en particular, puede transmitirte la bacteria de la salmonella, la cual causa dolor de estómago y cabeza, diarrea, fiebre y otros síntomas.

 

También: Brownies rápidos en microondas 

 

¡Y jamás los metas al microondas en recipientes de plástico!

Estudios de la organización británica Cancer Research UK, han señalado que calentar alimentos en el microondas en recipientes de plástico puede causar cáncer debido a que el calor de las ondas hace que el plástico libere algunos químicos dañinos, que se mezclan con la comida y terminan en tu organismo.

 

Como verás, en algunos caos vale la pena invertir más tiempo y esfuerzo calentando los alimentos de forma tradicional.

 

 

 

Notas relacionadas