LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Normavore: la tendencia foodie que ya estás siguiendo sin saberlo

Normavore: la tendencia foodie que ya estás siguiendo sin saberlo

Quién dice que no puedes presumir lo que traes en tu toper en Instagram.

18/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

En los últimos años hemos presenciado (y propiciado) el boom de los alimentos súper elaborados, ultra saludables y totalmente instagrameables, pero hay una tendencia foodie que seguro ya estás siguiendo sin saberlo: Normavore.

 

Desde que los hipsters comenzaron a dominar el mundo, los alimentos se convirtieron en un medio más para expresar su arte y originalidad, dando paso a tendencias que a veces rayan en lo ridículo por usar demasiados ingredientes (algunos exóticos o muy caros), una decoración pretenciosa o por ser elaborados con técnicas artesanales, moleculares y hasta circenses. 

 

 

 

A post shared by #loserwithafork (@loserwithafork) on

 

 

Tras darse cuenta de que la comida estaba perdiendo su esencia para convertirse en un objeto de deseo, el chef chino David Chang acuño este nuevo concepto: “Soy un NORMAVORE. Me gusta comer cosas normales.”, dijo.

 

 

“La idea detrás del concepto Normavore es esto: sólo porque un cierto tipo de comida no es adorada, no tiene su propio hashtag en redes sociales, o está clasificada como aburrida, no significa que no sea satisfactoria, o que no se ponga mucho amor en su producción”.

 

 

En oposición a la idealizada comida healthy, el Normavore clama por un regreso a lo básico: platillos comunes y corrientes, que pueden ser sanos o no, pero siempre al alcance de cualquiera. Comida sencilla con ingredientes accesibles en un contexto cotidiano. 

 

 

 

 

A post shared by Real Normavores (@realnormavores) on

 

 

 

Se podría decir que el Normavore es a la comida lo que el Normcore a la ropa: un adiós a las pretensiones y a las modas aspiracionales.

 

Otra de las promotoras del movimiento Normavore es Deliciously Stella, que a diferencia de Deliciously Ella (una cuenta de comida saludable), come papas fritas, hamburguesas, cereal, refresco, pan y chocolates.

 

 

 

 

Si lo piensas, tú también eres Normavore sin saberlo, porque todos disfrutamos de la comida rápida, chatarra, callejera o simple, pero es hasta ahora que se le ha dado nombre a ese gusto.

 

Más allá del humor o el sarcasmo, el Normavore es la oportunidad de reivindicar la comida popular arraigada en la cultura de cualquier país, y por eso vale la pena decir con orgullo ¡Soy Normavore!

 
Salud, Nutrición

Notas relacionadas