LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¡Dile adiós al shampoo para siempre!

¿Te imaginas que en tu regadera no hubiera shampoo ni acondicionador? ¿Y que tampoco gastaras en tratamientos para eliminar las puntas abiertas o la resequedad o el maltrato por el calor de la secadora?

25/06/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Tanto por economía como por cuidar al planeta, la tendencia a dejar de consumir ciertos productos que nos parecen indispensables se está convirtiendo en una realidad. Muchas mujeres alrededor del planeta han ido dejando los químico y sustituyéndolos por ingredientes sencillos como el bicarbonato, vinagre, romero, joroba natural. sub

Por: MaríaIsabel Mota / @MariaIsabelMota

Si te interesa liberarte de estos gastos y además ayudar a que tu cabello sea naturalmente hermoso, sigue estos pasos.

Necesitarás:

1.- Bicarbonato

2.- Agua

3.- Vinagre de manzana si tu cabello es normal a seco o vinagre blanco si tu cabello es normal a grasoso.

4.- 1 rociador recicla uno de los de tus múltiples tratamientos.

5.- Una botella con aplicador como las que se usan para aplicar tinte.

Instrucciones:

1.- Cambia gradualmente. Comienza por no sustituir el producto que se está terminando por uno nuevo. Esto es, si ya te queda poco shampoo, no compres más. Lo mismo con el acondicionador.

2.- En la botella con aplicador mezcla 1 cucharada de bicarbonato con agua. Asegúrate de disolver bien el bicarbonato. La solución debe sentirse sedosa, si no es así, agrega otra cucharada.

3.- En el rociador mezcla agua y vinagre a partes iguales.

4.- Para lavar el cabello, usa el aplicador directamente en el cuero cabelludo, como si estuvieras retocando un tinte de color. No pongas la mezcla directamente en todo tu cabello, sólo en el cuero cabelludo. Y da masaje circular con las yemas de tus dedos hasta que el cabello se sienta resbaloso. Enjuaga muy bien. Muy, muy, muy bien.

4.- Para acondicionar, rocía la mezcla de vinagre y agua a lo largo de todo tu cabello. Déjalo reposar por un minuto y enjuaga. No te preocupes, durante la aplicación el vinagre puede resultar un olor muy penetrante, pero no será así cuando lo enjuagues. El olor desaparecerá. Si quieres que además de acondicionado y limpio quede perfumado, agrega a esta mezcla unas gotas de aceite de lavanda, menta, manzanilla, romero. Consigues todas estas esencias en tiendas naturistas.

¿Cuál será el resultado? Al principio tu cabello estará frizzeado, se sentirá reseco y pajoso. ¡Pero juro que vale la pena! Sólo ten paciencia. Después de todo llevas años drogándolo a punta de acondicionadores con algo que parecía que en algún momento fue avena, o aguacate o rojo No. 5 y perfume de naranja. Si tienes un compromiso, simplemente ata tu cabello en una cola de caballo y ata el chongo perfecto.

Si quieres que esté un poco menos rebelde, simplemente haz una mascarilla no aceitosa antes de lavarlo: sábila con miel, yema de huevo con plátano y listo. Si de verdad necesitas controlar ese frizz porque hoy hay junta o tienes un compromiso, pon una gota, pero de verdad una gota de aceite de coco o de almendras entre tus manos, frótalas y peina tu cabello.

Pero por lo que más quieras, no regreses a los químicos. Sé paciente, valdrá la pena. Los beneficios de dejarlos son muchísimos:
Beneficios
Cabello con más volumen.
Rizos definidos sin necesidad de cremas modeladoras y desde que abres el ojo en la mañana.
Algunas personas experimentan el nacimiento de nuevo cabello suena lógico si tu cuero cabelludo respira por primera vez después de años.
Cabello mucho más fácil de peinar.
No contaminarás y además podrás ahorrar ese dinero en algo mejor… como ¡zapatos nuevos!

AGL

Belleza, Tips