VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

El diván del amor

Él juega con mis emociones...

30/03/2015 | Autor:
Comparte en:

Estar en 'punto muerto' con alguien, sin saber si la relación avanzará o no, es desgastante para tus emociones, por eso es mejor hablar y esclarecer la situación. Checa el caso de una de nuestras lectoras.

Por Miris Guerrero

"¿Hablo o no con él?”
Hola chicas, sería un gusto que pudieran leer mi caso para darme un consejo. Hace 4 años conocí a un chico con el que comencé a andar, nuestra relación era muy bonita, pero ambos teníamos problemas familiares y como no podíamos vernos tan seguido terminamos. Estuvimos separados más de un año, aunque manteníamos el contacto por mensajes o Facebook y durante ese tiempo ninguno estuvo con alguien más.
Por eso decidimos volver a vernos, pero teníamos muchos momentos inestables y nos enojábamos mucho porque él estaba un tiempo conmigo y luego desaparecía. Yo siempre quise que nuestra relación volviera ser formal y se lo dije, porque quería saber qué opinaba él. Justo por esas fechas le ofrecieron un trabajo en otro estado y se fue sin decirme nada. Me sentí muy triste y cerré la comunicación con él, así estuvimos 6 meses. Después de ese tiempo, él regreso a buscarme, pero no lo perdoné porque estaba confundida y molesta. Intentó llamar mi atención varias veces y cuando me sentí mejor platicamos sobre qué habíamos hecho los dos en el tiempo que no estuvimos juntos.
Desde hace unos meses me ha pedido que nos veamos, yo lo quiero y aún tengo la ilusión de que podamos regresar, pero no quiero seguir con la incertidumbre, quiero resolver esto de una vez y escuchar lo que tenga que decirme para tomar una decisión. Si no es posible regresar no quiero perder más tiempo y me alejaré de él definitivamente. ¿Será correcto que nos veamos después de todo? Muchas gracias por su atención.
Ana

Querida Ana:
La respuesta la tienes tú misma y nos la das en el último párrafo de tu caso. ¿Sabes? Me identifiqué mucho contigo, en la vida es de ley toparnos con un chico, 'ese chico', del que por más que queramos no podemos despedirnos, hasta que llega el momento final de hacerlo o volver a estar juntos.
Por supuesto, si cae en una relación destructiva que te hace sentir mal contigo misma, sí es mejor pintar tu raya. Pero respondiendo claramente a tu pregunta: Sí, sí deberías verlo. ¿Por qué? Porque es mejor aclarar de una vez por todas si puede haber algo entre ustedes o no. Tú sabes que te gustaría volver a intentarlo con él y que estás dispuesta a apostarle a su relación, y también tienes claro qué tipo de relación quieres, pues ya no te agrada estar en 'informalidades' y menos con él. Entonces lo único que falta es hablarlo con tu chico y conocer su opinión.
La sinceridad siempre es la mejor carta a la hora de comunicarnos con nuestra pareja. Dile la verdad, el tipo de relación que deseas tener y lo que sientes. También cuéntale que cuando no estuvo la pasaste mal y por lo mismo, no tolerarías que algo así volvería a suceder, por supuesto pídele que te explique porqué se fue como lo hizo. Escúchalo abiertamente, sin resentimientos, pero sé clara en lo que tú deseas.
Aquí hay de dos, sí él se muestra abierto a intentarlo, podrán comenzar a salir de nuevo y volver a conocerse, pues lo cierto es que aunque estuvieran en contacto, ha pasado mucho tiempo y seguramente ambos han cambiado y hay cosas que desconocen de la personalidad del otro. Aprovechen esta etapa para consentirse, salir, romancear y formar un lazo de confianza y comunicación. Si por el contrario, lo que tú quieres no encaja con los planes que él tiene, como tú misma lo has dicho, es mejor poner distancia de por medio y darte la oportunidad, después de 4 años, de conocer a más personas y centrarte en tus metas personales.
La realidad es que si ustedes dos deben estar juntos, la vida se encargará de unirlos de nuevo, ¡en serio!, el universo no hace nada por casualidad; y si no, también se encargará de presentarte a otras personas con las que podrás establecer una relación duradera y estable. Lo padre es que tú tienes claro lo que quieres, no te conformes con menos, hacer eso a la larga es muy desgastante, de verdad. Siempre ten en mente que en una relación saludable, los buenos momentos deben imperar sobre los malos y si la persona que queremos no desea estar al 100 con nosotras, es mejor ahorrarnos las lágrimas y el masoquismo, y centrar nuestros esfuerzos en nosotras mismas, pues tarde o temprano llegará alguien que nos valore de verdad. ¡Mucha suerte en la plática, Ana!

Si tienes algún problema relacionado con el amor, cuéntanos tu historia, escríbenos a [email protected]