LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Especial

6 Señales de que tu relación está destinada al fracaso

¡Alerta! Es mejor que pongas atención a esto. 

16/01/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Cuando empezamos una relación todo es emoción y felicidad, y a veces es justo eso lo que nos impide ver las señales de que no estaba funcionando. A todas nos ha pasado que luego de terminar una relación miramos atrás y nos damos cuenta de que todo apuntaba al fracaso, pero decidimos ignorar los indicios y seguir.

 

Quizá con el tiempo y las pruebas de “ensayo y error” ya has armado tu propia lista de ‘síntomas’ para saber que un romance no va a prosperar, pero por si se te olvidaron o te faltan algunas, aquí te recordamos las principales:

 

1. Tus amigos no lo aceptan

Estamos hablando de tus amigos más cercanos, esos que te conocen y te aman. Escucha lo que piensan de tu pareja, pues ellos pueden ver con más claridad aspectos que tú pasa por alto. Es muy fácil caer en la soberbia de pensar que tienen envidia o que ellos no lo conocen como tú, pero si no les gusta la forma en que te trata, piensan que es un patán o incluso ha sido grosero con ellos, no los ignores.

 

2. Mientes por él

Sentir que tienes que ocultar cosas sobre tu relación para defenderlo de tu familia o amigos, es una pésima señal. Si no puedes hablar abiertamente de tu relación es porque hay algo que te avergüenza y que en el fondo sabes que no debería pasar.

 

3. No tienen temas de conversación

Conocerse a profundidad requiere de muchas horas de plática sobre su infancia, sus películas favoritas, las series que aman o de lo que piensan de la vida. ¿Aún tienen esas conversaciones profundas?, ¿alguna vez las tuvieron? Si la respuesta es “no”, puede que en realidad no tengan interés el uno en el otro o que sean tan diferentes que no hay puntos en común de qué platicar.

4. No eres su prioridad (ni él la tuya)

Siempre tiene algo más importante qué hacer antes de estar contigo: la escuela, el trabajo, sus amigos, una fiesta, un viaje, etc. Te pone mil pretextos para justificar que no te llamó o no se han visto en días. Es decir, te deja al último y sólo para llenar sus ratos de ocio. Y quizá tú haces lo mismo con él. 

 

5. No está contigo en las malas

Cuando pasan cosas buenas él está ahí, pero se desaparece en los momentos difíciles. Las relaciones sólidas implican estar en las buenas y en las malas, acompañarse y darse ánimo para salir adelante. Si cada vez que tienes un problema o simplemente estás de mal humor, él no está disponible, ¡cuidado!

 

6. Poco contacto físico

Dejando a un lado su vida sexual, el contacto físico casual es un gran indicador del nivel de atracción que sienten. Abrazarse, tomarse de la mano, tocarse mientras hablan, besos tiernos y espontáneos, etc. No tienen que estar pegados todo el día, pero esos pequeños contactos refuerzan la intimidad, y su ausencia podría indicar una falta de interés.

 

Lo bueno es que cada mala experiencia nos sirve de aprendizaje, y para la próxima vez quizá seas capaz de identificar estas señales antes de que sea demasiado tarde.

Amor, Otros

Notas relacionadas