LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pexels
Pasar de curvy a delgada: 6 mitos que debería dejar de creer

Pasar de curvy a delgada: 6 mitos que debería dejar de creer

Muchas chicas sueñan con adelgazar y cambiar su vida, pero la pérdida de peso no es cosa de magia

22/08/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Toda la vida nos han bombardeado con que las chicas curvy tenemos que adelgazar para alcanzar nuestros sueños. Hemos visto esa historia en infinidad de películas, series y telenovelas, y nos la creímos. Por eso te presentamos 6 mitos sobre pasar de “rellenita” a delgada que deberías olvidar ASAP.

Desde Mi Gorda Bella o su versión mexicana Llena de Amor, hasta la polémica serie de Netflix Insaciable, las historias de mujeres que cambian su vida luego de bajar de peso drásticamente nos dicen que el camino para tenerlo todo es perder kilos.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por insatiable (@insatiable_netflix.fan) el

 

Checa los mitos que nos urge dejar de creer sobre la pérdida de peso:  

1. Puedes bajar de peso “si le echas ganas”

Se piensa que solo es cosa de tomar la decisión y ponernos estrictas con la dieta y el ejercicio. Sin embargo, en muchos casos esto no es así. El sobrepeso casi siempre es solo el resultado de muchos factores ajenos a la alimentación o los hábitos físicos.

A veces necesitamos acudir con un especialista en salud mental, para encontrar las causas psicológicas que originaron o propician nuestro sobrepeso. También hay casos en que éste se deriva de un padecimiento como el hipotiroidismo o la resistencia a la glucosa.

Adelgazar no es tan simple, se requiere mucho más que fuerza de voluntad. Así que no te sientas culpable cuando te dicen cosas como “estás gorda porque quieres” o “porque no haces nada”. No dudes en pedir ayuda médica si sientes que es necesario.

   

 

2. Vas a ser más feliz

De pronto pensamos que junto con los kilos se pueden ir la depresión, ansiedad, miedos o traumas que cargamos, ¿no? La realidad es que, aunque sí te sentirás mejor contigo misma al cumplir una meta como adelgazar, la felicidad es más compleja.

Muchos expertos coinciden en que si no eres capaz de ser feliz en tus circunstancias actuales, tampoco podrás serlo aunque éstas cambien.

Por ejemplo, si sufres depresión, ésta seguirá ahí aunque bajes de peso, porque es un padecimiento que debes tratar con un psicólogo o psiquiatra, no con el nutriólogo y menos en el gym.

 

3. Encontrarás el amor

En las historias como las que ya mencionamos, la protagonista por fin conquista al galán y pueden tener una relación cuando ella se transforma. ¡Eso es pura mentira! El verdadero amor no depende de la talla ni el peso, puedes tener pareja siendo plus size o andar soltera aunque tengas cuerpazo de modelo, y las pruebas sobran. De hecho, esta chica se sorprendió porque luego de bajar casi 70 kilos tenía menos pretendientes.

Encontrar el amor verdadero y una pareja estable es igual de complicado para todas, sin importar el físico.

Ten por seguro que cuando la báscula marque tu peso ideal no se te aparecerá por arte de magia el príncipe azul ni te llamará tu ‘crush’ de toda la vida (por lo menos no por los motivos correctos).

 

4. Por fin vas a ser “bella”

Claro que vas a encajar mejor en los estándares de belleza comunes, pero eso no significa que antes eras “fea”. La belleza va más allá de la talla y para prueba basta ver a modelos de talla extra tan hermosas como Ashley Graham, Iskra Laurence, Tara Lynn o Fluvia Lacerda. La belleza es también cuestión de actitud.

 

5. Toda la ropa te quedará bien

¡Claro que no! Por más que adelgaces habrá prendas que no se van a ajustar a tu tipo de cuerpo, y es normal. Pregúntale a cualquier chica delgada si toda la ropa se le ve bien o cuánto batalla para encontrar un par de jeans.

Sí, tendrás un rango más amplio de opciones para elegir, pues no estarás limitada a la sección plus size, pero eso no significa que todo te va a quedar bien.

  

 

6. Tu autoestima subirá

Sí, y no. Te sentirás increíble por el logro: más fuerte, segura y capaz. Pero, al igual que la felicidad y la belleza, la autoestima no depende de un número en la báscula.

Si no amas tu cuerpo ahora, tampoco lo harás cuando pierdas peso. Por eso es muy importante trabajar en quererte siempre, desde ahora, con todos tus kilos, estrías, celulitis y rollitos.

Mira también: Conoce el Trastorno Dismórfico Corporal, la enfermedad que sufre Billie Eilish

Por todo lo anterior, agradecemos mucho que ahora existan historias más realistas en torno al peso y la imagen corporal.

Tal es el caso de la película ‘Sexy por Accidente’, de Amy Schumer, ‘¿No es Romántico?’ con Rebel Wilson, o la mexicana ‘Dulce Familia’ protagonizada por Fernanda Castillo. En las tres, la conclusión es que no necesitas sacrificar tu salud física y mental para encajar en los estándares de belleza o para ser feliz y encontrar el amor.

Todo es cuestión de actitud, aceptación y amor propio, de abrazar tu cuerpo tal como es. Y si en algún momento decides bajar de peso, que sea para darte gusto a ti, no a los demás, y mucho menos para tener algo que bien puedes conseguir con todo y tus curvas.

¡Ámate mucho!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas