LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Lecciones de amor que nos deja el divorcio de Miley Cyrus y Liam Hemsworth

Lecciones de amor que nos deja el divorcio de Miley Cyrus y Liam Hemsworth

El final esta pareja y su truene nos han enseñado mucho sobre el amor, el perdón y el adiós

27/08/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

La historia de amor de Miley Cyrus y Liam Hemsworth ha sido tan larga como dramática. La ex pareja ha tenido muchos altibajos desde que comenzó su romance en 2009, hasta hace unas semanas, cuando anunciaron su divorcio. En el camino nos han dejado varias lecciones sobre el amor, el perdón, la pareja y hasta sobre cómo decir adiós, que vale la pena revisar.

Primero un recuento… 

Miley y Liam se conocieron en 2009, cuando filmaron la película ‘The Last Song’ y ese mismo año confirmaron su noviazgo. En 2010 terminaron por primera vez, pero regresaron al siguiente año.

Su relación iba tan bien que en 2012 se comprometieron: Hemsworth le dio un hermoso anillo de compromiso a la cantante, de entonces 19 años, ¡y ella aceptó ser su esposa!

Sin embargo, meses después rompieron el compromiso, pues Cyrus entró en una etapa de exploración y autoconocimiento a la que llamó ‘The Movement’. Fue la época en que Miley pasó de un escándalo a otro, se declaró pansexual, se le vio con múltiples parejas fugaces (de ambos sexos), fumaba marihuana abiertamente y sacó el disco más exitoso de su carrera: ‘Bangerz’.

 

Por su parte, Liam también se relacionó con algunas personas, incluso fue captado besando a Eiza González, con quien se rumora que tuvo una noche de pasión justo después de anunciar el truene con Cyrus.

En 2015, Miley y el actor de ‘Los Juegos del Hambre’ se dieron una segunda oportunidad como pareja. La cantante se alejó de las polémicas y hasta sus fans decían que “volvió a ser ella”. En 2016 se comprometieron de nuevo y se casaron en diciembre de 2018, en una ceremonia súper privada.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

 

 

Tras solo 8 meses de casados, en agosto de 2019, Liam y Miley anunciaron su  separación. El actor de 29 años solicitó el divorcio alegando “diferencia irreconciliables”, lo que significa el fin de una era.

 

 

Ahora, veamos qué podemos aprender del truene de esta pareja que creció frente nuestros ojos:

1. ¿De verdad puedes perdonar los errores del pasado y aceptar a alguien tal como es?

Después de ver a Miley en su etapa más alocada, era difícil pensar que algún dpia iba  a “sentar cabeza”. Una de las razones por las que terminaron en primer lugar es que Cyrus sentía que su novio no la dejaba ser ella misma. 

Cuando regresó con Liam en 2015 parecía que habían retomado su relación desde una perspectiva más honesta. Pero siempre tendremos la duda de si él realmente aceptó a la “nueva Miley”, con todas sus polémicas y mil escándalos a cuestas, o si era algo que en el fondo le pesaba. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

 

2. A veces vale la pena darse una segunda oportunidad

Cuando la estrella de 26 años y Hemsworth rompieron su compromiso, se dijo que habían quedado en muy malos términos. A pesar de eso, nunca hablaron mal uno del otro. Su historia era tan linda y su amor tan fuerte, que retomaron su romance y fueron muy felices, por lo menos durante cuatro años.

Podríamos pensar que no valió la pena, porque al final terminaron, pero si crees que una relación aún se puede salvar y que tiene potencial para funcionar, es bueno intentarlo. En el mejor de los casos tendrás razón y vivirás tu final feliz, y en el peor saldrás de la duda y no te quedarás con un triste “¿y si hubiera…?”.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Liam Hemsworth (@liamhemsworth) el

 

3. No puedes dejar de ser tú misma para estar con otra persona

Fuentes cercanas a la pareja dicen que una de las principales razones del divorcio de Miley y Liam es que ella ya estaba harta de fingir lo que no es.

“Ella llegó al punto en que no quería contener quién es ella. Quiere ser fiel a sí misma. Estando con Liam, esto no era posible. Para que fueran felices ella tenía que cambiar demasiado como persona. Ella sabe que no estar con Liam la hará más feliz a la larga”, declaró un informante al portal PerezHilton.com.

La lección es que si tienes que cambiar u ocultar tu verdadero ser para estar bien con tu pareja, tarde o temprano va a fallar. Si alguien no te acepta tal como eres, ¿de verdad te ama?

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Liam Hemsworth (@liamhemsworth) el

 

4. Se vale arrepentirse en cualquier momento

Si tienes dudas acerca de tu relación, tienes derecho a dar un paso atrás, no importa si acaban de empezar su noviazgo, si apenas se comprometieron o si son recién casados.

Cuando tu sexto sentido te dice que algo no está funcionando, no te detengas por miedo al qué dirán o porque “es mal momento para terminar”. Recuerda que siempre es buen tiempo para ser feliz y estar en paz contigo misma.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

 

5. Tu primer amor (o el amor de tu vida) no siempre es la pareja ideal para ti

Muchas veces la nostalgia por el pasado es más fuerte que el amor del presente. ¿Cuántas veces te has quedado con una pareja solo porque ya tienen mucho tiempo juntos?

Quizá estás aferrada a esa persona porque fue tu primer amor o crees que es el amor de tu vida. Pero, aunque quizá eran perfectos al inicio, al crecer ambos cambiaron y esas nuevas personas en las que se convirtieron ya no son compatibles, por mucho que aún se amen.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

 

6. Sí puedes tener un ‘breakup’ sano

A pesar de que quizá terminaron mal (tres veces), Miley y Liam solo tienen palabras amables el uno para el otro. Nunca se les ha visto reprocharse en público, insultarse o pelear. Por el contrario, se separaron con respeto y de una forma bastante amistosa. ¡Ni siquiera tuvieron problemas por la custodia de sus mascotas!

A veces es casi imposible acabar bien con tu ex, en especial cuando se hicieron mucho daño, pero puedes tratar de superar el rencor lo antes posible, por tu salud mental.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Liam Hemsworth (@liamhemsworth) el

 

7. Aunque la separación sea de mutuo acuerdo, va a doler

Nunca es fácil terminar una relación, y menos si la historia de amor duró 10 años. Tienes derecho a llorar todo lo que necesites, porque es un duelo: ambos están “dejando ir”.

Los recuerdos, los momentos, los chistes locales y todo lo que compartieron se transforma en motivo de nostalgia y dolor, por lo menos al principio.

Solo el tiempo te ayuda a cambiar la perspectiva y el día menos pensado verás todo como una etapa más de tu vida, ya sea con alegría, tristeza o enojo, pero ya no con dolor.

Mira también: Relaciones tóxicas: señales de que eres la Selena Gomez de un Justin Bieber

En la vida y en el amor hay que aprender a sacar lo mejor de cada experiencia, ya sea propia o ajena.

Y tú, ¿qué aprendiste de Miley Cyrus y Liam Hemsworth?

  

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas