VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock / IG
Relaciones tóxicas: señales de que eres la Selena Gomez de un Justin Bieber

Relaciones tóxicas: señales de que eres la Selena Gomez de un Justin Bieber

Todas hemos sido el “puerto seguro” de algún patán sin darnos cuenta

11/07/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Esta semana se hizo viral el recuento detallado de la larga y tóxica relación de Selena Gomez y Justin Bieber. El post fue un éxito en Twitter y Facebook, no solo por el morbo de ver todo lo que pasó con #Jelena, sino porque muchas nos sentimos identificadas con la relación enfermiza del par de famosos.

 

La relación de Selena y Justin estuvo marcada por mucho romance, pero también por infidelidades, traiciones y dolor. Estuvieron juntos cerca de 7 años, durante los cuales terminaban y regresaban, una y otra vez, en medio de escándalos e intentos por parte de ella de tener una relación sana con otra persona, como The Weeknd o Zedd.

Finalmente, #Jelena terminó de forma definitiva en marzo de 2018. Un par de meses después él volvió con otra ex novia, Hailey Baldwin, se comprometieron y se casaron en septiembre de ese mismo año.  ¡Y aun así Justin sigue buscando a Selena! ¿Por qué?

 

Casi todas las mujeres hemos tenido una pareja que ni se queda ni se va, que no nos da amor pero tampoco nos deja buscarlo en otra parte (aunque él sí lo hace), y que nos ve como un “puerto seguro” para regresar cada vez que quiera. Vaya, que muchas hemos sido la Selena Gomez de algún Justin Bieber (pirata, por supuesto).

Checa las señales de que estás atrapada en una relación tóxica como la de Jelena:

1. Han terminado y regresado varias veces

Él, tú y todos los demás saben que cada vez que cortan es solo una pausa para que él se relaje, esté con otras chicas y luego regrese a mover tu mundo. Llega un punto en que la gente ya ni te consuela cuando él te corta, porque saben que es temporal: ya pasó antes y seguirá pasando mientras lo permitas.  

2. Le has perdonado infidelidades

Los chicos narcisistas y manipuladoras dominan el arte de hacer que les perdones hasta las peores traiciones. Pueden culpar a la chica con la que te engañaron, decir que fue un momento de debilidad, que no significó nada, que tú eres la dueña de su corazón, blah, blah, blah…

Y un diablillo en tu cabeza te dice “anda, dale una última oportunidad”. *Voz de narrador* “Pero todos sabemos que esa no será la última oportunidad”.

3. Cada vez que regresa todo parece perfecto… y luego se va de nuevo

Cuando retoman su romance todo es miel sobre hojuelas, crees que ahora sí va funcionar, que por fin entendió que son perfectos el uno para el otro y… Nada, otra vez busca un pretexto para abandonarte, o provoca que tú lo cortes para que quedes como la mala del cuento.

 

4. Tiene mil pretextos para no quedarse contigo

Está demasiado enfocado en la escuela o el trabajo, tiene un nuevo perrito que requiere toda su atención, su mamá no le da permiso de tener novia, (sí, claro, a sus casi 30 años), no tiene dinero para verte/llamarte /invitarte a salir, se mudará un tiempo a otra ciudad  (imaginaria, por supuesto), tiene miedo o la clásica: “mereces a alguien mejor”. ¡Obvio tiene razón en esa última!

5. Te has peleado con tus amigos y familia por defenderlo

La gente que te quiere te ha dicho mil veces que ya pases la página porque ese tipo no vale la pena. Pero como estás enamorada y, aceptémoslo, eres codependiente, tu reacción es distanciarte de todo aquel que le tire mala onda a tu amor. Así como Selena terminó su amistad con Demi Lovato y Taylor Swift por Bieber, o Rihanna mandó a volar a Katy Perry cuando volvió con Chris Brown.

Lo peor es que muchas de esas personas también prefieren alejarse para no ver cómo sufres cada vez que te lastima de nuevo.

 

6. Crees que eres el amor de su vida solo porque te busca cuando se siente solo  

¿Te dolió leerlo? Es más doloroso saber que es verdad. Muchos hombres tienen la idea de que está padre tener “una velita encendida”, por si se ofrece. Entonces, cuando sus romances con otras no funcionan o los abandonan por patanes, van contigo y te marean hasta que los recibes de nuevo en tus cálidos brazos.

7. Te hace creer que sí te ama pero “está confundido”

Siempre, estén juntos o separados, incluso si tiene otra pareja, él te jura que tú eres a quien ama realmente. Claro que no puede estar contigo porque “está confundido”, “tiene miedo” o cualquiera de los pretextos que vimos en el punto no. 4.

8. No sabes cómo ponerle un alto y crees que va a cambiar

Lo que te hace regresar con él una y otra vez, además del amor que sientes y tu clara dependencia, es que tienes la esperanza de que esta vez sí le haya “caído el veinte”, que ese tiempo lejos le hiciera darse cuenta de sus errores y esté dispuesto a no volver a cometerlos. Lo triste es que solo te engañas a ti misma.

9. Reaparece justo cuando ya lo superaste

Durante varios meses, Selena tuvo un romance lindo y estable con The Weeknd, hasta que reapareció Justin. Este tipo de chicos no soporta que su “puerto seguro” esté recibiendo otros barcos, o que su “velita” ilumine a alguien más. Así que justo cuando ya lo superaste y él te ve feliz con una nueva relación, regresa para reclamar lo que cree que le pertenece y seguir alimentando su ego.

    

 

10. Todos a tu alrededor temen que “recaigas”

Sí, así como si fuera una droga, cada vez que terminas con él tus amigos y familia se aplican para cuidar que no lo busques ni dejes que te contacte, porque saben que vas a volver a caer redondita.

Mira también: 9 cosas buenas que te dejan las relaciones tóxicas

La buena noticia es sí puedes salir hasta de la relación más tóxica, enfermiza y aparentemente infinita.

La clave, como lo dijo alguna vez Selena Gomez, es trabajar en tu autoestima, amarte tanto a ti misma que no necesites mendigar las migajas de amor que te da un Justin Bieber de imitación.

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas