LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We heart it
Ventajas de ser una curvy tímida

Ventajas de ser una curvy tímida

No somos tímidas, somos precavidas

13/09/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

 

Nuestras curvas muchas veces pueden ser un poco tímidas a veces, pues es que a todas nos pasa y aunque lo veamos como un defecto, porque nos frena en muchas cosas, nos quedamos con ganas de hacer o decir pero no siempre todo es malo.

We Heart It

 

Estas son algunas ventajas de ser una curvy tímida.

1. Relaciones más profundas. El hecho de que seamos mujeres tímidas, con dificultad para demostrar nuestros sentimientos no nos hace imposible construir una relación, todo lo contrario, cuando nos abrimos a alguien es especial, bajamos la guardia porque de verdad estamos interesadas y nos estamos volviendo vulnerables a esa persona porque consideramos que vale la pena, algo que a veces nadie logra ver jamás.

 

 

2. Somos seguras y fuertes. No confundan, una mujer tímida la mayoría de las veces es mucho más capaz de cuidarse a sí misma que algunas otras. Somos curvys independientes, que saben cuidarse solas, disfrutar de nuestro espacio, la soledad, de hacer pequeños cambios por nosotras y no por agradar a alguien más, sabemos perfectamente lo que queremos y lo que no ¡y vamos por eso!

 

3. Somos un reto. Precisamente porque no somos del tipo de personas que se abren y logran conocerse desde el primer día podemos parecer algo así como un reto a cumplir no sólo para los hombres, sino las personas en general, es descifrar ese aire de misterio lo que se vuelve tan atractivo y es que al final todos saben sólo lo que nosotras queremos mostrarles.

 

 

 

 

 

KV

 

Vivan las curvas

Notas relacionadas