LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cortesía Diana L.Pírez
Embellecer la cicatriz del cáncer de mama, el poder transformador de un tatuaje

Embellecer la cicatriz del cáncer de mama, el poder transformador de un tatuaje

En entrevista exclusiva para Veintitantos, conocimos Diana L. Pírez, una artista del tatuaje que exhalta la victoria contra el cáncer de mama.

19/10/2017 | Autor: Azucena Cortez
Comparte en:

 

El número de casos de cáncer de mama ha aumentado de manera notoria en los últimos años, no sólo en México sino a nivel mundial. La mayoría de las mujeres que sufren esta enfermedad no tiene más alternativa que una mastectomía, la extirpación total de la mama.

Después de la mastectomía, algunas mujeres pueden optar por una cirugía reconstructiva, ya sea través de un implante o un procedimiento de colgajo de tejido, con el cual recuperará la forma del seno, haciendo que ellas se sientan cómodas consigo mismas sin necesidad de usar una prótesis externa dentro del sostén.

 

También: Después del cancer de mama, una nueva vida

 

Sin embargo, pese a que se tenga un seno reconstruido, la cicatriz es algo con lo que se tendrá que lidiar. Y aunque con el paso del tiempo se desvanecerá un poco, nunca se quitará por completo.

A pesar de que existen cirujanos que, a través de una maquina especial, tatúan de manera sencilla un pezón tratando de darle un aspecto más realista al seno y ocultando la cicatriz, en algunas ocasiones no luce como se desearía, es por eso que algunas mujeres deciden no tener un pezón reconstruido.

 

También: Cómo ayudar a alguien con cancer de mama

 

No obstante, este problema causó que una Licenciada en Artes y tatuadora profesional tuviera una iniciativa que sin duda revolucionaría no sólo el mundo del tatuaje sino también parte del proceso de la reconstrucción mamaria.

Diana L. Pírez, mejor conocida como ‘Señorita Unicelular’, influenciada por el trabajo del tatuador estadounidense de pezones realistas Vinnie Myers, tomó la decisión de ayudar a las mujeres víctimas de cáncer de seno a través de lo que mejor sabe hacer: tatuar.

 

Fue en septiembre de 2014 que, con un simple tuit, invitaba a estas mujeres a formar parte de su proyecto con el cual honraba a su tía quien murió en el 2005 a causa de esta enfermedad. A partir de esto, Diana se dedicó a donar tatuajes, los cuales sigue dibujando sobre las cicatrices producto de las mastectomías.

 

También:  Los 7 sintomas más extraños de cancer de mama

 

Para esta artista el tatuaje es su pasión, y una de las mejores maneras de disfrutar su trabajo es poder ayudar a estas mujeres curando sus heridas a través del arte de los tatuajes.

Después de su tragedia familiar se dio cuenta que podía hacer algo por las demás mujeres, y es así como nació la organización 'Reconocerte', la cual buscaba apoyar a las sobrevivientes de esta enfermedad con un tratamiento psicológico, médico y artístico. Sin embargo, por cuestiones personales, Diana tuvo que alejarse de la organización y seguir de manera independiente.

Desde septiembre del 2014 hasta la fecha, Diana ha dejado su huella en más de 15 mujeres. Por ahora ha detenido el proyecto, pero su trabajo continuará en 2018. Mientras tanto, sigue realizando hermosos y coloridos tatuajes, no sólo en la República Mexicana sino también a nivel internacional, como en Estados Unidos.

 

También: Lo más importante que debes hacer para prevenir el cancer de mama

 

El lema de Diana es embellecer las cicatrices de estas ‘guerreras’, como las llama ella, pues asegura que “lo importante es que estás viva, y (el tatuaje) es una manera de honrarlo”.

Los tatuajes de Diana van más allá de un nivel artístico: mariposas y fénix, como símbolos de metamorfosis y cambio; no busca cubrir las cicatrices, pues éstas cuentan historias de lucha y supervivencia, más bien busca transformar y sanar a estas mujeres a través del arte del tatuaje.

Ella asume cuán doloroso es que las sobrevivientes del cáncer de mama se miren al espejo y vean que les falta una parte de tu cuerpo, para ella es algo simplemente devastador. Por eso, el sentido del tatuaje es reconocer la fortaleza y no la falta de esta parte corporal.

“Verte al espejo y reconocer tu propia belleza y fuerza… Nuestro cuerpo no nos da nuestra identidad, no nos hace mujeres, no nos hace que dejemos de ser mujeres”.

 

No importa cuál sea la condición social y económica de estas mujeres sobrevivientes, para todas siempre habrá una alternativa, una oportunidad de vivir nuevamente, pero ahora con una mayor fortaleza.

--0--

Si quieres conocer más sobre el trabajo de Diana o quieres ponerte en contacto con ella puede seguirla en su Facebook y Twitter.

 

 

 

 
Quiérete, Tu vida

Notas relacionadas