LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Google
El rincón de los libros: Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas

El rincón de los libros: Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas

Un clásico en tu biblioteca

17/04/2016 | Autor: Lilith Ameretat
Comparte en:
Aquellas y aquellos que en verdad son grandes lectores saben perfecto que tenemos en la mesita o el sillón donde te acomodas a leer, además de dos o tres libros que estás leyendo en el presente, uno en específico que es clásico, ¿o me equivoco? Y los separadores que más te gustan, o la taza de té o café, pero obvio todo es “específico” para esos momentos que son tan nuestros, en los que nos perdemos en la imaginación y vivimos en la lectura. Esta vez les quiero recordar precisamente un clásico que a mí me encanta.
 
¿Por qué leer 'Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas'?
 
Antes que nad,a porque es verdad, el libro te llevará a lugares que jamás has sospechado,  conforme pases las hojas irás encontrando todas esas maravillas que narra Alicia. Aprenderás que lo más simple y sencillo de la vida como quedarte dormida debajo de un árbol, te hará llegar a lugares que no imaginarías, conocerás personajes maravillosos y toda la historia es para un gran aprendizaje de cosas que en el tiempo y vida real, no lo parecerían.
 
Porque todos  y cada uno de los capítulos por los que va pasando Alicia son experiencias grandiosas, desde un pequeño frasco de líquido transparente que la hace crecer o encogerse según necesité la situación y es por eso que hablaba al principio de lo “específico”, desde que comienza la historia Alicia va encontrando esas cosas o los alguien, “específicos” que le ayudarán durante toda la historia.
 
Porque quien no quiere conocer dónde vive el conejo blanco que trae a nuestra protagonista vuelta loca por todo este país de Maravillas, o recordar ese capítulo de los consejos de la Oruga que a mí en particular aquí me podría quedar platicando con esa oruga entre el humo del opio días y días enteros de mi vida, además muy sabía ella, le da a Alicia muy buenos consejos, aunque, como todo en la vida, exige un pago.
 
Porque les encantarán todos los trucos y “maravillas” que debe hacer esta pequeña para poder sobrevivir y sobrellevar la aventura de tener una “Merienda de locos”, tomará el té de media tarde con un sombrerero fuera de serie y podrás descubrir cómo sobrevive al juego de croquet con esa reina roja, loquísima, a la que no le quitan de la boca el “que le corten la cabeza” o el pasaje de cómo diantres termina ella en una corte y debe relatar toda una declaración en medio de una bola de locos.
 
Todos los asiduos lectores, en mi humilde opinión, deberíamos volver a leerlo solo porque es un clásico. ¿Quién no quiere recordar al gato risón? O simplemente porque ya viene muy pronto un estreno en cine…
Noticias, Entretenimiento

Notas relacionadas