LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Si vives sola, ¡tócate!

La soledad es tu mejor pretexto

09/10/2015 | Autor: Judith Lucio
Comparte en:
Es probable que no haya mejor momento para conocer tu cuerpo que cuando vives sola. Sentirte cómoda en tu casa, en la calidez de tu cama y sin miedo a ser descubierta mientras exploras tu cuerpo, puede que sea la mejor opción para practicar la íntima masturbación, pero del mismo modo es un buen momento para explorar y conocer cómo va tu salud. 
 

 

 
Parte importante de la salud femenina es aprender a conocer el funcionamiento del cuerpo y eso implica poner especial atención a esos atributos que sólo Dios nos dio a las chicas. Además de cuidar la zona íntima y dejarla impecable para que se vea atractiva, también debemos cuidar las boobs. 
 
No importa si las tienes chicas o grandes, tocarlas y examinarlas regularmente es algo que no debes dejar pasar, sobre todo si vives sola, pues entonces tendrás todo el tiempo, el espacio y la privacidad que se necita para ponerles la debida atención.
 

 

 
Las boobs, que son una parte muy importante, se deben revisar periódicamente para evitar el temido cáncer de mama, una enfermedad que afecta a miles de mujeres en el mundo y contra el que se debe luchar con grandes esfuerzos para erradicarlo. Una acción simple que podemos hacer todas las mujeres para prevenirlo o detectarlo a tiempo, es la autoexploración mamaria. Así que no pierdas tiempo y ¡tócate!
 
Revisa los siguientes aspectos cada que te realices la autoexploración de mamas:
  • Tus boobs deben tener tamaño, forma y color similares entre sí. 
  • Al levantar los brazos de frente al espejo observa si tienes alteraciones de los aspectos anteriores. 
  • Si al tocarlas percibes bultos o hundimientos que no son normales, sobre todo si en una de ellas es más notorio que en la otra. 
  • Por ninguna razón debe salir líquido alguno de tus pezones.
  • Se cuidadosa pero firme a la hora de tocarte y abarca desde la axila hasta la clavícula rodeando todo el seno. 
Si notas que algo no está bien, hay algo anormal o sientes dolor al tocarte, lo mejor será que acudas al médico. Recuerda que si vives sola no habrá nadie que te obligue a cuidarte. 
 

 
Piensa que vivir sola tienes muchos beneficios y uno de ellos es dejar libres a tus boobs cuando así se te antoje, pero por eso mismo, cuídalas y tócate, no importa si es por salud o por deseo pero ¡tócate!
 
Entonces así podrás disfrutar de estar sola, incluso si de pronto se te ocurre aplicar la íntima masturbación o la preventiva exploración.
Salud, Otros

Notas relacionadas