LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Tips para retomar tu rutina en el gimnasio

Cómo retomar tu rutina en el gimnasio y no morir en el intento

¿Dejaste el gimnasio y quieres regresar? Te decimos cómo hacerlo para no empezar de cero nuevamente. 

28/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

A veces pasan cosas que nos obligan a interrumpir nuestra rutina fitness, quizá te tomaste unas vacaciones, sufriste una lesión o hubo cambios en tu vida que te obligaron a suspender el ejercicio. 

 

Si quieres retomar tu entrenamiento después de un período de inactividad, debes saber que la forma de regresar al gimnasio depende mucho de cuánto tiempo duró la pausa. Si fueron unos días no tendrás mucho problema, en dos o tres  sesiones puedes volver a tu ritmo, pero si fueron semanas, meses o años, la cosa cambia.

 

Después de 3 semanas sin actividad la capacidad aeróbica disminuye del 5 al 10% y tu rendimiento se reduce significativamente. Por ejemplo, los atletas en buen estado físico pueden estar tres meses sin ejercitarse y perder únicamente la mitad de su capacidad aeróbica; mientras que los amateur pueden perder toda su condición aeróbica tras dos meses sin actividad deportiva.

 

 

 

 

 

La buena noticia es que la memoria muscular permite recuperar rápidamente las ganancias obtenidas en el pasado, incluso después de meses sin entrenar.

 

Aquí unos consejos para regresar al gimnasio después de una pausa: 

 

1. Tómalo con calma

 

Volver a tu nivel anterior tomará tiempo, te darán ganas de hacer más de lo que puedes con tal de recuperarte lo más rápido posible, pero debes resistir la tentación de llegar al límite e interpretar las señales de tu cuerpo para saber cuándo parar. 

 

Ten paciencia y no te exijas de más. Comienza de a poco y ve aumentando las cargas, dificultades o tiempos. Si, por ejemplo, estabas en nivel avanzado, regresa al principiante, al menos por unos días. Luego pasa al intermedio y en un mes estarás como antes.

 

2. No te sobreejercites

 

No pretendas retomar el entrenamiento donde lo dejaste, es imposible. Tampoco es necesario empezar desde cero si te tomaste menos de un mes de descanso. Baja el tiempo y el ritmo de cardio a la mitad, así como el peso que cargabas la última vez y ve incrementando desde ahí. 

 

Lo mejor es ir 2 o 3 días a la semana durante 45 minutos, las primeras dos semanas. Luego 3 o 4 días por una hora las siguientes 2, y después ya podrás incrementar el tiempo y días de entrenamiento según cómo te sientas

 

Debes evaluar tus circunstancias y objetivos para determinar si vale la pena empezar de nuevo o solo volver a un punto anterior.

 

 

 

 

 

3. Adapta tu dieta

 

Tu alimentación depende de tus objetivos y las consecuencias de la pausa. Si ganaste unos kilos, opta por una dieta hipocalórica para reducir grasa, dale prioridad al cardio y levanta peso moderado. Si perdiste masa muscular, consume más proteínas y carbohidratos, y enfócate en las pesas. 

 

4. Disfruta el proceso

 

Puedes aprovechar este periodo para probar nuevas actividades, estilos, movimientos o corrientes fitness. Conforme pasen los días notarás cómo vuelves a estar en forma y vas alcanzando el nivel que tenías. 

 

 

 

 

 

El tiempo que tardes en regresar a tu nivel depende del tiempo de inactividad y en qué condición estabas antes de dejarlo. Por ejemplo, si  tenías una buena condición y tu pausa fue de menos de 1 año, en unas 6 semanas ya podrás entrenar igual que antes.

 

 

 

 

 

Salud, Fitness

Notas relacionadas