LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cosas que los hombres aman y odian de las mujeres en el gimnasio

Lo que ven durante tu workout y que ni sabías

09/03/2015 | Autor:
Comparte en:

Es una creencia común que el gimnasio es un excelente lugar para ligar, pues ellos presumen sus músculos mientras se fijan en qué chica nueva está haciendo uso de las caminadores.

Sí, efectivamente es un buen lugar para conocer personas, pero también puede ser problemático, pues ellos no sólo van a eso, de hecho "eso” es secundario. Realmente van a hacer ejercicio por lo que hay varias cosas que les molesta que las chicas hagan, ya que interfieren con su rutina. Ambos sexos en el mismo gimnasio tiene sus cosas buenas… pero a veces no tanto.

Por Christin Parcerisa

listaW#
Toma nota

El look. Les parece súper sexy que traigas pants ajustados y una tshirt sin mangas. Sin embargo, les molesta que te vayas a los extremos, o sea que parezca que traes la playera de tu hermano mayor o que traigas ropa que parece que va a reventar de lo entallada que está. El look sporty puede ser muy sexy si no lo llevas al extremo en el que o sea incómodo o fashoso.

Belleza. Lo que pasa en la ropa se replica en el make up. Eso de que ni te hayas pasado el cepillo por la cabeza no significa look natural, sino flojera extrema. De igual forma, les parece ridícula una chica que lleva hasta las pestañas postizas. Les gusta una mujer que está cuidada, por ejemplo una colita de caballo y si vas a usar maquillaje que se vea natural, no como que tu rímel va a empezar a escurrir. ¡Y ni se diga del perfume! No dejes estela cada que pases.

Convivencia. Una niña que tiene la iniciativa de hablarles junto al garrafón entre un aparato y otro les parece de lo más atractivo. Pero ni muy muy, ni tan tan. Una cosa es la plática casual y otra que no pares de platicar el resto del día. Es mejor el primer contacto y que esperes a que saliendo te invite a seguir la plática a un café.

Iniciativa. Las chicas que no tienen pena y hacen sus abdominales, lagartijas y demás en la misma sala que los hombres tienen una seguridad muy llamativa. Sin embargo, cuando extienden su tapete de yoga justo a la mitad abarcando el espacio de los demás… ya no les gusta tanto…

Conectividad. Que cheques tus pasos, lleves tu control cardiaco y traigas apps para hacer más efectiva tu rutina les llama la atención porque ven que estás comprometida con tu cuerpo y no sólo vas a ver cómo socializar. Sin embargo que cargues con tu cel para estarte mensajeando, hablando por teléfono en la bici y subir fotos a instagram… not sexy.

Vivan las curvas