LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Como manejar la ansiedad

9 formas de combatir la ansiedad sin medicamentos

La tranquilidad comienza desde dentro

14/04/2020 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Quizá hayas experimentado ataques de ansiedad con anterioridad, o tal vez es algo nuevo para ti. Es normal que en estos días te sientas más inquieta que de costumbre, después de todo no se está en medio de una pandemia todos los días. Si ese malestar solo se presenta de vez en cuando, te decimos cómo puedes aliviar los síntomas sin necesidad de usar medicamentos.

La ansiedad no solo se presenta en forma de ataques de pánico, puede ser tan sutil como unas manos sudorosas, o que tu corazón y respiración se aceleren sin causa aparente, como si hubieras corrido aunque estés en reposo, entre otros síntomas más comunes. Por lo general, las señales físicas se acompañan de una actitud pesimista, estar distraía y/o súper irritable.

Esos nervios incontrolables resultan abrumadores y hasta dolorosos, y son difíciles de manejar sin ayuda profesional. Quienes padecen de un desorden de ansiedad deben recurrir a una combinación de terapia y medicamento para estabilizarse.

 

Sin embargo, si se trata de eventos esporádicos y aislados es posible aliviar la ansiedad con actividades muy sencillas.

Toma nota:

1. Haz una pausa

Aunque suene súper cliché, funciona. Tómate un momento para inhalar y exhalar, vigilando que el aire vaya a tu vientre. Practicar la respiración abdominal por 20 minutos es suficiente para que llegue oxígeno al cerebro. Esto estimula el sistema nervioso para relajar el cuerpo y calmar la ansiedad.

2. Dale al cardio

Otro clásico que es muy efectivo. Los entrenamientos aeróbicos como correr, nadar, andar en bicicleta o caminar son tu mejor opción, pero si no puedes salir de casa puedes cambiarlos por bailar, subir y bajar escaleras o simplemente brincar. El ejercicio hace que liberes endorfinas, lo que ayuda a mejorar tu estado de ánimo casi al instante.

3. Estira tu cuerpo

Practicar yoga puede parecer difícil al principio, pero es una excelente forma de aliviar la ansiedad y depresión, mientras trabajas tu fuerza y flexibilidad. Esta disciplina ayuda a regular la actividad nerviosa y también libreas endorfinas al por mayor.

 

4. Encuentra tu centro

Solo 30 minutos de meditación Zen al día bastan para disminuir los niveles de depresión y ansiedad un 38%. Este porcentaje es muy cercano al que se logra con antidepresivos y ansiolíticos.

5. Date un masajito

Si cuentas con alguien dispuesto a darte un masaje relajante, aprovéchalo. Además de aliviar la tensión muscular, la mayoría de la gente experimenta una disminución del 50% de los síntomas relacionados con el estrés y la ansiedad. Si estás sola puedes probar con el entrenamiento autógeno, una técnica muy eficaz para combatir el estrés.

6. Sube la temperatura

Y no es lo que estás pensando. La sensación de calor es naturalmente tranquilizante, ya que altera los circuitos cerebrales que involucran directamente a la serotonina, un neurotransmisor que ayuda a regular el estado de ánimo. Puedes lograrlo con un delicioso baño caliente que además contribuye a eliminar la tensión muscular.

 

7. Tómate un tecito

Una de las propiedades del té de manzanilla es su sutil efecto sedante, incluso algunos estudios sugieren que puede aliviar la ansiedad a largo plazo. Si la manzanilla es demasiado ‘light’ para tu caso, prueba con el té de azar o el de 12 flores, ¡son lo máximo!

8. ¡Ponle ritmo!

La música tiene el poder de relajar el sistema nervioso más rápido que cualquier otra cosa, incluidos los medicamentos. Lo mejor es elegir música tranquila y armoniosa; si no te encanta solo busca melodías que te relajen y te hagan sentir bien. Eso sí, evita los ritmos estridentes como heavy metal o electrónica con mucho ‘beat’.

9. Bájale a las redes sociales

Las noticias alarmistas y el estar comparando nuestra vida con la de otros puede ser una enorme fuente de ansiedad. Por tanto, limita el tiempo que pasas online y y modera el uso que le das a tus redes. Así podrás concentrarte en ti misma y en tu situación real, que quizá no es tan mala como te hacen creer.

Mira también: 7 formas de combatir la sensación de soledad durante la cuarentena

Si después de probar estas y otras técnicas notas que la ansiedad y sus síntomas no desaparecen, quizá es hora de pedir ayuda profesional de un terapeuta.

Y siempre repite: “Esto también va a pasar”.

Tu vida, Quiérete

Notas relacionadas