LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
7 Señales de que tienes que dejar ir una amistad

7 Señales de que tienes que dejar ir una amistad

A veces solo se van acumulando pequeños problemas sin que te decidas a terminar la relación...

28/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Las relaciones caducan, aunque no nos guste admitirlo, pero a veces es muy difícil identificar cuándo es momento de dejar ir una amistad, por eso aquí van 7 señales de que llegó la hora de romper.

Todas lo hemos vivido, a veces las razones son muy evidentes, por ejemplo cuando tu amiga te traiciona o empieza a portarse hostil, pero otras veces solo se van acumulando pequeños problemas sin que te decidas a terminar la relación, ya sea por nostalgia o porque tienes esperanza de que las cosas vuelvan a ser como antes.

1. Se siente como una transacción

Algunas personas solo son tus amigas por lo que pueden obtener de ti, ya sea dinero, favores u otras cosas. Eso termina sintiéndose como un negocio: “Te toca llevarme al concierto porque cuidé  a tu perro”, por ejemplo. Si te pide dinero o favores frecuentemente, lleva registro de todo lo que ha hecho por ti o solo está a tu lado cuando le conviene, quizá la amistad no sea real.

2. Te lleva a una vida poco saludable

Comportamientos como embriagarse, consumir drogas o desarrollar algún trastorno alimenticio están íntimamente ligados con el círculo social. Si esa amistad te arrastra o te retiene en un estilo de vida dañino o peligroso, es hora de poner distancia.

3. Te sientes manipulada

La manipulación es el manejo de las emociones de otros, pero solo puedes darte cuenta de esto cuando estás fuera de la situación. Algunas pistas para saber que estás siendo manipulada son tener una relación complicada, que hayas cambiado para mal desde que la conoces, terminas pidiéndole perdón por todo o te da miedo desatar su enojo.

4. Son amigas solo por convivencia

Se conocieron en la escuela o en el trabajo y se cayeron bien, quizá era la única persona a la que le hablabas y descubrieron que tenían cosas en común, pero cuando cada una toma su camino, es difícil encontrar temas de conversación o incluso llevarse bien. Acéptalo, solo eran amigas por contexto, quizá en realidad no hay nada más allá.

5. Haces todo el trabajo

Tú eres quién hace las llamadas y las visitas, tú organizas los planes y hasta pasas por su casa “para ver cómo está”. Tú eres la que siempre escucha, la que está ahí siempre y lo único que recibes son quejas, cancelaciones en el último momento y nada de apoyo. Es hora de evaluar esta amistad, ¿no crees?

6. Nunca está disponible

Cada vez que necesitas su apoyo o a alguien que te escuche, esa persona no tiene tiempo, está ocupada o te deja claro que tus problemas no le importan. En cambio, tú debes adecuarte a sus planes y horarios, e inviertes horas solo para oír sus aventuras.

7. No puedes ser tú misma

Tienes que esconderle algunas cosas sobre tu forma de ser, tu familia, tu pareja o lo que te gusta, porque temes que te abandone si no eres lo que espera.

En realidad, no necesitas una lista de razones para terminar una amistad, basta con que te sientas mal cuando estás con esa persona y sigas tus instintos.

 

Quiérete

Notas relacionadas