LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
9 Cosas que pueden hacer que tu gato te odie

9 Cosas que pueden hacer que tu gato te odie

Revisa estos detalles que molestan a la mayoría de los mininos.

03/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Los felinos son famosos por ser las mascotas más volubles que puedes tener, su humor es tan cambiante que nunca sabes con exactitud qué le va a gustar o qué lo hará enojar hasta el punto de atacarte.

Por eso, aquí te dejamos una breve guía de las cosas que pueden provocar que tu gato te odie, pues son detalles que molestan a la mayoría de los mininos, salvo raras excepciones.

1. Una caja de arena sucia

Los gatos tienen un olfato súper sensible, así que si dejas de limpiar su caja de arena un par de días es el equivalente a que te metan a ti en una cloaca, ¡no lo soportan! Si no está limpia, pronto lo verás haciendo sus gracias en otras partes de la casa, por lo general en lugares donde saben que la encontrarás. Será como un recordatorio estilo “El Padrino” de que no estás haciendo tu trabajo.

2. Que lo ignores

Contrario a lo que se cree, los gatos no son animales solitarios, les encanta estar con sus humanos y convivir con otros gatos. Trata de darle tiempo de calidad a tu peludo, juega con él, acarícialo y platícale. Si puedes, llévale a otro gatito de su edad para ver si pueden llevarse bien, jugar y hacerse compañía.

3. Que lo acaricies demasiado

Algunos gatos se abruman fácilmente y no soportan las caricias por mucho tiempo o en partes de su cuerpo donde no les gusta. A un gato lo debes acariciar cuando quiere y donde quiere, no hay más. Si ves que tu gato se quiere ir a otra parte, déjalo, no lo obligues a recibir más cariño del que desea.

4. Comida echada a perder

¿Sabías que las croquetas tienen fecha de caducidad? Si de pronto se te pasa y le das alimento vencido o dejas por varios días restos de comida suave en su plato, ten por seguro que te odiará.

5. Caricias bruscas

Los mininos son súper delicados, te tienes que acercar a ellos con cautela, respeto y mucho cariño. Si lo abrazas muy fuerte, le aprietas alguna parte del cuerpo, le das palmadas o lo jalas, seguro te maldecirá con su penetrante mirada y no querrá saber nada de ti. Y jamás le jales la cola, ¡nunca!

6. Medicamentos

Todos sabemos que darle cualquier medicina a tu mascota implica una larga batalla en donde saldrás con rasguños y mordidas, pues tu minino odia el sabor de los medicamentos tanto como tú lo odiabas en la infancia. La opción es hablar con tu veterinario para que te recomiende alguna con buen sabor. Quizá sea un poco más costosa, pero lo que gastarás en medicina sabrosa lo ahorrarás en dolor para ambos.

7. Competir con otros gatos

Sí, a los gatitos les gusta la compañía de otros mininos, pero no que les roben la atención. Si tienes más de un felino en casa, asegúrate de darles el mismo trato y el mismo tiempo de calidad, así ninguno estará celoso ni se enojará contigo. Por lo menos no por esto.

8. Que lo mojes

No solo hablamos de la batalla campal para intentar bañarlo, porque hay gatitos que aman estar en el agua, también evita salpicarlo casualmente cuando estás lavando y pasa junto a ti, odian que lo hagas.

9. Ruidos fuertes

El oído de los gatos también es muy sensible, así que les molesta todo tipo de contaminación auditiva: gritos, golpes, la licuadora, el claxon y, por supuesto, los fuegos artificiales. Si tu gato ha pasado toda su vida en la ciudad, quizá esté acostumbrado, solo checa cómo reacciona y evita molestarlo.

Bonus: Que le pongas ropa y/o accesorios

Los gatos odian sentirse restringidos, así que esa linda corbatita pueden sentirla como una camisa de fuerza y un moñito coqueto como un casco de metal sobre sus cabezas, y harán todo lo posible para quitárselo.

No queremos decir que estas sean las únicas cosas que tu gato odia que hagas, ya que cada felino tiene  una personalidad distinta y puede ser que el tuyo sea un poco más excéntrico, la clave es conocerlos bien y estar atentos a sus reacciones para que todo sea ronroneos sin rasguños. 

 

Notas relacionadas