VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

We Heart It
Cinco cosas que debes considerar antes de involucrarte con tu jefe

Lo que debes considerar antes de involucrarte con tu jefe

No te avientes así como así.

01/10/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

 

Digan lo que digan las telenovelas y las películas románticas, encontrar un trabajo en el que tu jefe sea un Christian Grey, es muy poco probable, pero no imposible.

Digo, igual y tu jefe no es el gemelo perdido de Jamie Dorman pero tiene algo que te pone los nervios de punta, puede ser su voz, su loción, su cara o incluso su actitud. Finalmente en gustos se rompen géneros y lo que para tu amiga puede ser el hombre más horrible del mundo, para ti puede ser el amor hecho hombre.

 

 

Cómo limar asperezas con tu jefe

 

Y volviendo al tema de las películas, la realidad no siempre es tan divertida y llena de mariposas, así que te enlistamos tres cosas que debes tomar muy en cuenta si tu jefe ya te hizo ojitos y tú estás a punto de caer. Y si ya caíste, igual te sirve, sigue leyendo.

 

Señales que indican que tienes un jefe tóxico

 

1. Vuélvete stocker profesional

Si, no es la idea que seas una acosadora, pero este caso lo justifica y lo amerita. No puedes confiar en alguien que te hable bonito y que desde el primer día te haga promesas que ni tú papá te haría. Así que revisa sus redes sociales, investiga discretamente con gente de la empresa y ya que tengas toda la info recopilada, haz tu juicio. Si en redes sociales descubriste que es casado con tres hijos, olvídalo, diga lo que diga, no va a dejar a su esposa y si sí la deja, eso no te da ninguna seguridad de que contigo las cosas serán diferentes de como han sido con ella.

 

 

2. Mantén tu gusto en secreto

No hagas del dominio público que estás clavadísima con el responsable de firmar tu quincena mes con mes. Esto porque si al final, el hombre resulta ser soltero y estar interesado en ti, comienzan una relación y son felices por siempre, nunca te quitarás de encima la mala vibra de tus compañeros a los que no les hará ninguna gracia que seas la consentida por compartir cama con el jefe. Sé discreta y pídele discreción a él también, si te quiere, lo hará sin preguntar.

 

 

3. Piensa en qué tanto valoras tu trabajo

Si después de meses o tal vez años de buscar una oportunidad laboral importante y crucial en tu carrera, al fin ha llegado. Piensa en qué tan dispuesta estás a dejarla pasar al enamorarte de tu jefe, con quien puede o no funcionar una relación. Pon las cosas en una balanza y analiza tus posibilidades, tanto de conseguir otro trabajo como de clavarte de alguien que no sea el dueño de la empresa.

 

 

Notas relacionadas