VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Cómo sumarte al Día Sin Mujeres #8M si no puedes hacer paro

Cómo sumarte al Día Sin Mujeres #8M si no puedes hacer paro

¡Arriba las mujeres! 

07/03/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El 8 de marzo se conmemora, como todos los años, el Día Internacional de la Mujer, pero este 2017 será diferente, ya que es el día elegido por millones de mujeres para hacer un paro internacional como protesta contra la inequidad y la violencia que sufrimos, y resaltar la importancia de nuestra participación en todos los estratos sociales y sectores productivos. 

 

El objetivo del Dia Sin Mujeres’ es denunciar la desigualdad histórica de las mujeres en la sociedad: violencia machista, homofobia y transfobia, muertes por abortos inseguros, tareas de cuidado no remuneradas, la brecha salarial y precarización laboral, entre otros temas.

 

Por supuesto, no todas se pueden dar el lujo de faltar al trabajo o dejar de lado las tareas del hogar por un día. Paradójicamente, son las mismas condiciones laborales y la desigualdad en el reparto de tareas domésticas por las que reclamamos, las que impiden que muchas mujeres puedan parar y marchar este miércoles.

 

Si quieres participar pero no puedes hacer paro o marchar, aquí van algunas formas de sumarte a la protesta desde tu casa u oficina:

 

1. Hablar de la desigualdad

 

El paro busca visibilizar la desigualdad que sufrimos las mujeres sólo por nuestro género. Hablar del tema con compañeros/as, colegas, amigos/as, familiares etc., permite dar a conocer realidades que a veces se desconocen: que las mujeres ganamos menos que los varones por el mismo trabajo, que somos mayoría entre los trabajadores precarizados y peor pagados, que las tareas domésticas no remuneradas y el cuidado de familiares recaen casi siempre sobre nosotras (y esto impacta en nuestras posibilidades de estudiar y trabajar), que la mayoría tiene doble jornada laboral dentro y fuera de casa, que somos la mayoría entre los pobres del mundo, que somos poco valoradas en entornos laborales y hostigadas sexualmente en espacios públicos y privados, que otros deciden sobre nuestros propios cuerpos, y mucho más.

 

2. Por redes sociales

 

Denuncia desigualdades de género, lee y comparte artículos que hablen sobre las causas que importan en esta fecha. Escribe o difunde mensajes y frases de apoyo de las mujeres que te inspiran para que tus contactos puedan ver las cosas desde otra perspectiva. Comparte tus valiosas experiencias personales, comienza una discusión sobre el tema y habla de esas pequeñas injusticias que muchas veces pasan desapercibidas o parecen normales. Si te da miedo molestar a tus contactos o terminar peleada con algunos, piensa: ¿realmente vale la pena tener como amigo a alguien que considera a las mujeres seres inferiores y evadir este problema?

 

3. Usar prendas color violeta

 

Hay dos teorías sobre por qué el color violeta es el color del feminismo. La primera asegura que surge del color de las telas con las que trabajaban las obreras de la fábrica textil de Estados Unidos que murieron quemadas en 1908 tras declararse en huelga. La otra señala que, como el violeta surge al mezclar los colores azul (asociado a lo masculino) y rosa (típicamente femenino), es el color de la igualdad. Como sea, este 8 de marzo usa una prenda, accesorio, maquillaje o lo que tengas a mano en color violeta, para enviar un mensaje y solidarizarte de una forma más discreta pero poderosa.

 

4. No hacer las tareas del hogar por el día

 

Para las mujeres que viven en pareja con un hombre, dejar en manos del otro todas las tareas del hogar por un día es una buena manera de hacer notar la importancia que tiene nuestra presencia en esas actividades no remuneradas. Si tienen hijos/as, el cuidado durante ese día debería quedar en manos del padre (siempre que esté presente, claro está). No se vale hacer trampa, nada de dejar la comida preparada el día anterior, la ropa limpia y planchada o instrucciones de qué hacer. La idea detrás de este acto es mostrar el tiempo y esfuerzo que consumen las tareas que a menudo se ven como “actos de amor” y que recaen casi 100% en las mujeres.  

 

5. Protesta virtual

 

Más allá de compartir artículos al respecto, memes y frases inspiradoras con los hashtags #8M #DiaSinMujeres #NosotrasParamos o #ParoDeMujeres, puedes entrar a la página aqui-estamos.com, una plataforma web que te permite marcar tu ubicación e indica así la cantidad de personas, en tiempo real, que están participando simultáneamente en el paro con puntos en un mapa. Se trata de mostrar que nos importa y que alzamos la voz por un mundo más igualitario. Ahí también puedes leer noticias del paro y estar al tanto de lo que pasa.

 

6. Donar 

 

Hay muchas organizaciones que trabajan con mujeres en situación vulnerable, víctimas de violencia de género o que pelean por nuestra salud reproductiva, y en su mayoría dependen de donativos para realizar su trabajo. Sólo elige un proyecto que te guste y en el que confíes, y colabora. Si no puedes apoyar económicamente también puedes donar tu tiempo como voluntaria, compartir tus conocimientos para capacitar a otras chicas o apoyar en redes sociales para buscar más aportaciones.

 

Notas relacionadas