LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

istock
5 Ventajas de trabajar en días festivos

5 Ventajas de trabajar en días festivos

No es tan malo como parece...

13/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

A lo largo del año hay períodos en que todo el mundo sale de vacaciones: fin de año, Navidad, verano y Semana Santa, pero no todo el mundo puede gozar de ese merecido descanso. Sin embargo, eso no es tan malo como parece, trabajar mientras otros descansan tiene sus beneficios.

Si te tocó trabajar en días festivos por cualquier motivo, no te queda más que hacerlo con la mejor actitud, pues no ganas nada amargándote la vida. Mira el lado positivo:

 

1. No hay tráfico

¿Te imaginas llegar a tu trabajo en la mitad de tiempo? Esto es posible en días festivos. Las calles están medio vacías, no hay tráfico, el transporte público no está atascado y todo fluye más rápido. Ojalá todos los días fueran así.

2. Tienes la oficina para ti solita

Puedes poner tu música, sentarte como quieras y hasta bailar si se te antoja. Por una sola vez no serás interrumpida por alguien que viene a contarte un chisme o a pedirte un favor. La máquina de café es toda tuya, igual que la fotocopiadora y el baño. Si tienes poco trabajo hasta puedes darte el lujo de ver Netflix a tus anchas y checar tus redes sociales sin miedo de que alguien te regañe.

3. Te pagan más

Por ley, cuando trabajas en un día festivo oficial deben pagártelo al doble, así que piensa en ese dinero extra para animarte.

4. Tienes días libres pendientes

Si tu jefe no te quiere pagar el día al doble, debe compensarte con días libres después, así que tienes un as bajo la manga para descansar cuando gustes, incluso puedes sumar estos días a los que te tocan de vacaciones y regalarte un largo viaje en otra época del año.

5. Podrás viajar en temporada baja

Muy de la mano con el punto anterior, recuerda que las épocas vacacionales suelen ser temporada alta en cualquier destino turístico, lo que encarece y satura cualquier destino. Con los días libres que te deben podrás salir de viaje en temporada baja, con menos gente y a precios más bajos. Plus: todos verán con envidia tus fotos en la playa mientras están encerrados en la oficina porque se les acabaron las vacaciones.

Además, siempre puedes negociar para trabajar desde casa o salir temprano, sacar tus pendientes rápido y disfrutar el resto del día, ¡ánimo! 

 

Quiérete, Tu vida, Trabajo

Notas relacionadas