LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¡Curvas felices! Relájate y sonríe

Incluso en un mal día…

29/10/2014 | Autor:
Comparte en:

El tráfico, el estrés y los pendientes que traes en tu cabeza hacen difícil que te sientas bien, además está comprobado que el estrés influye en que subas de peso.

Sin embargo, encontrar la felicidad en las cosas más simples no es una tarea imposible. De hecho, encontrar motivos para sonreír es algo mucho más sencillo de lo que crees.

Por Ana Maria Shimasaki

Aquí 5 maneras de disfrutar cada día.

Hazlo así

Deléitate con el paisaje. Qué mejor que sentirte a gusto en tu oficina, que es donde pasas la mayor parte del tiempo. Una manera sencilla de lograrlo es que coloques un cuadro con el paisaje que más te guste, entre más colorido tenga, mejor, y deja que tu vista y tu mente se pierdan de vez en cuando en esa imagen.
Respira y relájate. Respira profundamente durante un minuto cada hora del día. Sólo siéntate y no hagas otra cosa que concentrarte en tomar el aire por la nariz y exhalarlo por la boca. Durante ese minuto no vas a pensar en otra cosa más que en lo bien que se siente en tu cuerpo el aire que entra y sale.
Canta una canción positiva. Para no sentirte mal durante la hora del tráfico sigue este consejo: aprende bien la letra de una canción positiva, que te llene de alegría y buena vibra y óyela o incluso cántala, si se puede, camino al trabajo, es casi seguro que de inmediato tu ánimo se prenda.
Haz algo que te guste. Y ¿por qué no? Después de salir de trabajo, te lanzas a hacer algo que realmente te apasiona. Una clase de comida japonesa, si te encanta cocinar, o incluso llegar a escribir algo a tu blog, puede hacer que tu cerebro se sienta estimulado y feliz.
Ejercicio. Pocas cosas te cambian tanto el humor y te dan mucha energía como hacer ejercicio. Para sentirte bien basta con que le dediques 30 minutos al día. La energía y la seguridad en ti misma y en tu cuerpo se incrementarán. Te sentirás más despierta que nunca.

Vivan las curvas