LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Cómo ordenar tu oficina según las reglas de Marie Kondo

Cómo ordenar tu oficina según las reglas de Marie Kondo

Tener un espacio de trabajo organizado es fundamental para ser productivos

27/03/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Gracias a su libro La Magia del Orden y a su programa A Ordenar con Marie Kondo, la gurú japonesa de la limpieza se ha vuelto toda una celebridad. Su fama no es gratuita, ya que su método de organización se puede aplicar prácticamente a cualquier espacio. Por eso, aquí te decimos cómo ordenar tu oficina según sus reglas.

Muchos juran que puede trabajar bien y hasta mejor en un escritorio caótico, pero podrían ser más productivos si ordenan. La propia Marie Kondo ha dicho que su libro no solo son reglas para clasificar, organizar y desechar cosas, sino que es una guía para adquirir la mentalidad correcta y así crear orden y volverse una persona organizada.

Entonces, el objetivo de ordenar nuestro espacio de trabajo en realidad sería ordenar nuestra mente. Esto nos ayudará a concentrarnos más y ser más eficientes.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Marie Kondo (@mariekondo) el

 

Es hora de aplicar el método KonMarie en nuestro escritorio y sus alrededores, para librarnos de una vez por todas del caos: papeles arrugados, libros, revistas, bolígrafos que no sirven, cables que ya no usas, etc.

Aplica estas reglas de Marie Kondo y organiza tu oficina ya:

1. Saca todo

Como siempre, se trata de hacerlo todo de una sola vez para evitar el efecto rebote. Saca todo lo que tengas en cajones, armarios y rincones, para empezar a desechar lo que no es útil ni nos da felicidad.

2. Separa lo útil de lo sentimental

Una de las ventajas de la oficina es que casi no tenemos objetos de valor sentimental ahí. Quizá tienes alguna foto, un adornito coqueto o una planta, que puedes conservar sin bronca. Según Kondo, éstos son los más difíciles de desechar, así que prácticamente ya te ahorraste el paso más complicado.

3. Elige qué guardas y qué tiras

Ahora vamos con la pila de cosas útiles. De acuerdo con el método de la japonesa, el juicio de las personas se divide en dos: intuitivo y racional. Cuando es racional la decisión puede ser más complicada porque no sabemos si quizás después esos objetos nos serán útiles. La solución es evaluar si esos elementos siguen siendo funcionales a nuestro trabajo y si tienen posibilidades a futuro.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Marie Kondo (@mariekondo) el

 

4. Vamos con los libros

Una de las ideas más polémicas de Kondo es que recomienda no tener más de 30, pero esa regla no siempre aplica. Primero, clasifica tus libros en cuatro categorías: los que leemos por gusto (que deberían estar en el librero de tu casa), los prácticos y visuales relacionados con el trabajo, y las revistas. Si tienes las agallas, deshazte de aquellos que ya no piensas volver a leer, o los que llevan años ahí esperando a que los abras.

5. Ordena los papeles sueltos

La recomendación de la autora es agrupar los papeles que vas a conservar en tres categorías: los que están en uso en el presente, los que se necesitan por un tiempo específico y los que implican una resolución de trabajo. Cada grupo se debe guardar en carpetas etiquetadas y disponerlas en el mismo espacio.

6. Organiza por clase

Para ordenar los objetos varios, Marie Kondo aplica dos sencillos criterios. Uno es guardar todos los objetos de la misma clase en un mismo lugar. El otro es no dispersar los espacios de guardado. Respecto de los cables, debes encontrar a qué aparato pertenecen, checar cuáles funcionan y cuáles no, y enrollar los que vas a guardar en un espacio designado.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Marie Kondo (@mariekondo) el

 

7. Almacena en vertical

Por último, a la hora de almacenar, tal como aconseja para la ropa o las cosas de cocina, es mejor hacerlos en vertical que en horizontal. Así tendrás todo a la vista y lo encontrarás fácilmente cuando lo necesites.

8. Limpia el caos digital

Ya que el exterior quedó bien, es hora de ocuparnos del desorden que hay dentro de la computadora: archivos y correos. La premisa es la misma: desechar todo lo que no necesitemos ni nos haga felices, y conservar en lugares clasificados aquellos correos y documentos que sean útiles y entrañables.

Mira también: ¿Cada cuándo debes limpiar la cocina, el baño y otras partes de tu casa?

¡Aplícalo y ordena tu oficina desde ya!

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas