VEINTITANTOSLogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Cómo hacer que nunca te olvide

Siempre en su corazón

21/10/2015 | Autor: Paola Ortiz
Comparte en:
Es raro, pero cuando amas a una persona comienzas a preocuparte por cosas en las que nunca antes te habías puesto a pensar. Entre esas cosas se encuentra la trascendencia.
 
Aunque no queremos que nuestra relación con esa persona termine, en el fondo ya nos estamos preocupando por lo que pasará si un día las cosas ya no funcionan. Nos hacemos preguntas como "¿Qué tanto dejará huella en mí?" y, sobre todo, "¿Qué tanto dejaré huella en él?".
 

 
Para que desde el principio inicies con el pie derecho y te dejes de preocupar por el final que, con suerte, puede que nunca llegue, te dejamos unos tips que puedes poner en práctica con tu pareja para que además de disfrutar el momento al máximo, ayudarán a que dejes una huella en él y siempre te recuerde.
 
Toma nota:
 
1. Sé auténtica, cero poses. La mejor manera de hacer que nunca te borres de su mente es presentarte como única e irrepetible. ¡Incomparable con cualquier otra mujer! 
 

 
2. Fortalece tu positivismo. Una persona que es capaz de ver lo mejor de las cosas hace que, en automático, los demás vean lo mejor de ella misma. 
 

 
3. Di lo que piensas. No hay nada más seductor que una chica que tiene confianza en sí misma y es capaz de expresar su propia opinión sobre las cosas. Él nunca podrá olvidar tu carácter porque hay pocas chicas así. 
 

 
4. Descubran la magia de las cosas juntos. Aprende a apreciar y sorprenderte de los momentos cotidianos e invítalo a disfrutar de ese mundo nuevo. 
 
5. Haz que experimente cosas que nunca antes había hecho. La primera vez nunca se olvida. Puedes organizar un paseo en bicicleta por la ciudad, ir a comer platillos de otros países o, si son más extremos, pueden probar aventarse del paracaídas.
 

 
6. Construyan 'chistes locales'. Que sólo ustedes entiendan de cosas simples de la vida y que estén presentes en su día a día.
 
7. Aprendan algo juntos. Por ejemplo, a tocar un instrumento, un nuevo idioma, una actividad deportiva o pintura. 
 

 
8. Vean una serie juntos. ¡De principio a fin! Establezcan días y horarios para que, hasta cierto, punto se vuelva una especie de rutina de descanso. 
 

 
9. La música nunca falla. Dedícale canciones de manera inesperada. Aunque suene súper cursi, elige una canción que a ambos les guste para que sea SU canción. No importa lo que pase, el tiempo o la distancia, siempre que escuche esa canción pensará en ti inevitablemente. 
 

 

Notas relacionadas