LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pinterest

8 Pasos para aprender a vivir con un busto grande

No mueras en el intento. 

16/01/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Tener unos senos más grandes que el promedio es fuente de muchos conflictos, pues además de las molestias físicas como dolor de espalda, surgen sentimientos de amor/odio respecto a tu cuerpo. Sin embargo, hay formas de aprender a vivir con un busto grande y aquí las compartimos.

 

1. Tus senos no te definen

 

Recuerda que el tamaño de tu busto o cualquier aspecto físico no definen quién eres como persona. En vez de obsesionarte con la talla de tu brasier o lo que piensen los demás, enfócate en las cualidades que te hacen única y maravillosa.

 

2. No hagas comentarios negativos sobre tus pechos

 

Criticar el tamaño de tu busto o del de otras personas es un mal hábito que frena el proceso de aceptar tu talla, ¡no te lo permitas! Las investigaciones indican que cuando decimos algo negativo sobre el cuerpo de los demás, el cerebro asimila el mensaje como si lo dirigiéramos hacia nosotras mismas.

 

 

3. Evita a quienes te hacen sentirte mal contigo misma

Si hay alguien en tu vida que critica tus senos, hace bromas pesadas al respecto o te hace sentir mal por ellos, lo mejor es decirle cómo te sientes. Quizá crea que es una broma inocente y no sabe que te lastima. Si no te sientes cómoda hablando con esa persona o ignora tus preocupaciones, tal vez sea mejor evitarla.

4. Prepárate para la atención indeseada

 

Por desgracia en nuestra sociedad es común el estereotipo de que las chicas de senos grandes son promiscuas y tontas, ¡nada más lejos de la realidad! Por otro lado está la atención indeseada por parte de los hombres, quienes no dudan antes de mirar fijamente tu escote. Debes actuar de forma contundente, ensayar algunas respuestas para hacer frente a comentarios groseros o insinuaciones sexuales e incluso tomar clases de defensa personal si es necesario. Si es posible evita a las personas que consideren tu cuerpo como un objeto y hagan que te sientas mal contigo misma.

 

5. Vístete de forma favorecedora

 

Busca los atuendos que enmarquen tus pechos y los hagan lucir tal como deseas, ya sea que quieras presumir tu escote o disimular su tamaño, date tiempo de elegir la ropa correcta y que te haga sentir bien.

 

 

 

6. Cambia pensamientos negativos por positivos

Si tienes un pensamiento despectivo sobre el tamaño de tu busto, reemplázalo de inmediato por uno positivo. Por ejemplo, si estás a punto de quejarte de tus boobs, piensa en lo lindas que se ven con un bra de encaje o un corsé.

7. Medita

La meditación puede ayudarte a rechazar y eliminar los pensamientos negativos. La próxima vez te sientas en conflicto con tu busto, siéntate de 5 a 10 minutos, cierra los ojos y concéntrate en tu respiración. Di algo bueno sobre tu cuerpo, como “acepto mi cuerpo y lo amo tal como es”. Después, respira hondo y repite cada que lo necesites.

8. Busca una comunidad

Recuerda que no estás sola, muchas mujeres están luchando para aceptar el tamaño de su busto y sentirse bien con su cuerpo, igual que tú. Considera unirte a un grupo de apoyo en línea, foro, chat grupal o grupo de Facebook para conectarte con chicas que lidian con problemas similares. Esto te ayudará a sentirte menos sola y es una excelente oportunidad para aprender, compartir consejos y promover una imagen corporal sana. 

 

 

 

Mejorar la percepción que tienes de tu cuerpo es un proceso que requiere tiempo y paciencia. Si aún te angustia demasiado el tamaño de tus lolas, considera platicar con un psicólogo para trabajarlo, y en el último de los casos siempre está la opción de reducirlos, ya sea con ejercicio o de forma quirúrgica. Lo importante es sentirte bien.

 

Notas relacionadas