LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Getty Images
7 razones para aceptar tu cuerpo tal como es

7 razones para aceptar tu cuerpo tal como es

Todo debe empezar en nosotras.

30/01/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

El camino a la aceptación de nuestros cuerpos está lleno de obstáculos, como los estereotipos de belleza o la opinión de otras personas, pero el más grande de ellos es la percepción que tenemos de nosotras mismas.

 

Has pasado tanto tiempo escuchando la opinión de otros que esos comentarios negativos se han enraizado en tu mente y en tu corazón, y te impiden aceptar y disfrutar tu cuerpo tal cual es en este momento.

 

Por eso, aquí te damos algunas razones para amar tu cuerpo así como es:

 

1. Tienes todo el derecho de disfrutar tu cuerpo hoy

A veces pensamos que el momento de amarnos es “después”: cuando baje de peso, cuando entre en esos jeans ajustados, cuando me quite la celulitis… Es momento de dejar de esperar. Todas tenemos en el clóset algunas prendas “para cuando adelgace”, pero eso sólo nos impide avanzar, pues quién sabe si ese día llegará. Lo mejor es aceptar las curvas que tienes en este momento, vestirlas con los mejores looks y disfrutar tus formas plenamente.

 

 

2. Puedes cambiar la forma de tu cuerpo, pero no lo que piensas de él

Hay algo que sólo quienes ya han perdido algo de peso saben bien: no importa cuánto adelgaces, si odias tu cuerpo lo seguirás odiando del tamaño que esté. La autoestima no depende de tu talla, si amas tu cuerpo así como está ahora lo amarás igual cuando tenga el aspecto que deseas. Y si eso no pasa no importa, el amor ya está ahí.

 

3. Trata a tu cuerpo como tratas a cualquier ser querido

Cuando tenemos un hijo, un ser querido o hasta una mascota a quien cuidar, le ofrecemos el mejor trato, lo queremos y protegemos, lo alimentamos saludablemente y le dedicamos un tiempo especial. Además no lo insultamos ni agredimos de ninguna forma, entonces, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestro cuerpo?

 

4. Lo que importa es que tenemos salud

La idea de lo que es “saludable” es una imagen muy limitada y un estereotipo difícil de romper. Hay que entender que estar delgado, no es igual a estar saludable, y tener un poco de peso extra no significa siempre problemas de salud. Ve con el médico, checa tus niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos, o si tienes hígado graso y cómo andan tus articulaciones. Si estás sana no hay de qué preocuparse.

 

 

5. La industria de la moda no es tu amiga

Cuando una prenda no te ajusta, ¿alguna vez has pensado que el problema puede ser la ropa y no tu cuerpo? La industria de la moda nos ha acostumbrado a adaptar nuestros cuerpos a sus tendencias, y no al revés. Si tienes en tu armario ropa que no usas porque no es de tu talla o tienes que trabajar algunas zonas para que luzca bien, estás perdiendo tiempo. Toma toda la ropa que no uses, déjala ir y busca la que sí te va bien.

 

6. Si te amas otros te amarán

No puedes pedirle a alguien que te dé amor si tú misma no te lo das. En cuanto empieces a tratarte con el cariño y respeto que mereces verás como los demás hacen lo mismo. Incluso puedes ser una inspiración para que otros se acepten tal cual son.

 

7. Tu cuerpo es una obra de arte

Tu figura, con sus curvas y proporciones, es una obra maestra de la ingeniería, diseñada para que goces el mundo en todo su esplendor. Tu cuerpo es único, ¡y es tuyo! Cada cicatriz, cada estría y cada marca de nacimiento tienen una historia y son parte de ti. No necesitas cambiar para sentir más amor por él, sólo aprécialo como lo que es: el vehículo que te llevará vivir las mejores aventuras.

 

 

No necesitas reducir medidas o cambiar la forma de tu cuerpo, sólo necesitas cambiar la forma en que lo ves para amarlo más.

Vivan las curvas

Notas relacionadas