LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cortesía Aerie
Iskra Lawrence nos dice cómo ser una curvypower

Iskra Lawrence nos dice cómo ser una curvypower

Ella es prueba de que cuando se quiere, se puede

17/08/2016 | Autor: Katia Varela
Comparte en:

 

Cuando hablamos de mujeres poderosas, hermosas, seguras de sí mismas no podemos evitar pensar en Iskra Lawrence, es una mujer que tiene todas las cualidades de una curvypower.

Iskra es embajadora de Aerie y con ello busca difundir el positivismo y el amor hacia nuestro cuerpo, creó una campaña en contra de hacer retoques en las fotografías y mostrar a las mujeres reales, trabaja en conjunto con la Asociación Nacional de Desórdenes Alimenticios (NEDA) para ayudar a jóvenes con este problema, entre muchas otras actividades para promover la autoconfianza femenina.

Y nosotras tuvimos la oportunidad de platicar con ella y contagiarnos de su increíble energía y personalidad única.

1. ¿Qué te motivó para convertirte en modelo?
Siempre amé la moda, me ponía la ropa, tacones, el maquillaje de mi mamá, yo era joven, tenía 13 años, mi mamá escuchó sobre un proyecto para ser modelo y yo no dudé en hacerlo. Recuerdo que estábamos en mi recámara, ella me tomaba fotos fue ¡súper incómodo!, así que después de eso hice un pequeño shooting y me di cuenta, ‘Esto es súper cool' porque puedo ser parte de las revistas que leo, veía las imágenes.

 

 

A video posted by @vivanlascurvas on

 

2. ¿Cómo construiste la confianza en tu cuerpo?
Me tomó mucho tiempo, no pasó de la noche a la mañana, tuve que trabajar mucho en mi cuerpo después de que fui rechazada de mi agencia cuando cumplí 15 años, luché mucho tratando de descubrir ‘¿por qué no puedo cambiar mi cuerpo?, ¿por qué debo lucir así?, quiero ser modelo y no puedo por mi cuerpo’.

Me tomó de los 15 años a los 19, 20, cuando me puse un alto, no quería vivir contando calorías, no era saludable la vida que llevaba incluso cuando esa ha sido la época en que he sido más delgada, en ese momento supe que era tiempo de intentar algo diferente y escuché sobre las modelos plus size, de hecho me dijeron ‘eres un poco pequeña’ y me dije ‘ok, vamos a relajarnos un poco y ver cómo reacciona mi cuerpo pero déjenme descubrir cómo puedo seguir haciendo ejercicio y ser sana, con un nutriólogo y ayuda de especialistas no para perder peso sino para ser saludable’.

Desde ese momento todo cambió, empecé a tener una relación con mi cuerpo de aceptación, se convirtió en ser quien soy, sin cambiar nada, sólo la mejor versión de mi.

Cortesía: Aerie

 

3. ¿Cómo fue que te involucraste en NEDA (National Eating Disorders Association)?
Debido a la lucha que enfrenté, al miedo con mi cuerpo, cuando yo era talla 4 o 2 US en ese entonces me sentía enorme, sentía que había algo mal con mi cuerpo, que mis piernas eran grandes, no me gustaba lo que veía, ahora pienso en eso y es como 'wow, sí estaba mal pero mentalmente', eso no era sano.

Entonces me di cuenta, ‘tal vez yo pueda hacer algo, sí estoy creando una imagen, ¿por qué no asegurarme de hacer algo positivo, bueno?'

Fue mi booker Jack, estaba con él en una junta y le dije, ‘quiero hacer más, quiero ser más que una imagen, quiero llevar un mensaje, quiero trabajar con alguna caridad que tenga los mismos valores que yo’, y él me respondió, ‘¿Deberíamos juntarnos con la National Eating Disorders Association?’.

Debes ser muy cuidadosa con el mensaje que quieres dar, con los principios y los valores que promueves.

4. ¿Qué lección te ha dejado formar parte de NEDA?
Realmente me han educado, he hecho un curso de entrenamiento llamado, ‘The Body Project’, es el primer curso científicamente certificado que ayuda a prevenir desórdenes alimenticios en jóvenes, he aprendido mucho, ha sido muy valioso para mí, porque hablar de comida puede ser muy complicado, hay personas muy sensibles o frágiles a ese tema, debes saber cómo llevar tu mensaje.

Me ha ayudado y me sigue ayudando mucho porque al final tu cuerpo y tu mente son una relación de toda la vida que deben vivir en armonía.

Cortesía: Aerie

 

5. ¿Hubo alguna parte de ti o de tu cuerpo que te costara trabajo aceptar?
Sí, por mucho tiempo, hubo diferentes cosas que me fueron difíciles, muchas de ellas fueron originadas por el photoshop de hecho, recuerdo haber visto unas imágenes, yo nunca había pensado que hubiera algo de malo con mis brazos e hice un editorial hermoso, con un cabello increíble, labios rojos y al abrir la revista lo primero que veo es que mi brazo era como la cuarta parte del real, fue como '¿qué hay de malo con mi brazo?'

Para entonces ya tenía problemas con la ropa, mis brazos a veces resultaban muy grandes para ciertas prendas y eso sólo originó que desarrollara un complejo con mis brazos lo cual era la cosa más loca del mundo, ¿de verdad crees que el tamaño de ese brazo define qué tan hermosa soy? O ¿cómo me siento conmigo misma?, ¿definirá mi felicidad?, ¡no!, cuando lo dices en voz alta es lo más ridículo.

Incluso recuerdo haber llorado por eso, me sentía insegura, comenzaba a modelar con mis brazos escondidos a un lado o preocupada durante un shooting por su tamaño.

El problema fue que alguien photoshopeo la foto y decidió que eso era la perfección, que tener brazos más pequeños me haría más hermosa y no era así, nunca debí permitir que alguien tuviera el poder de hacerme sentir que había algo mal con mis brazos.

 

 

A photo posted by @vivanlascurvas on

6. ¿Cómo inspiras a las mujeres a amar sus cuerpos?

Lo principal sería dejar de compararte con cualquier otra persona y darte cuenta que ser tú es lo que te hace especial, única, esas cualidades te hacen hermosa y nadie más puede ser como tú.

 

 

Podríamos haber pasado horas y horas escuchando a Iskra, es una mujer fuerte y con una personalidad increíble, definitivamente alguien que nos inspira a no temer salir del molde y amarnos sin importar números, tallas, tamaños o curvas #TheRealYouIsSexy

 

 

Vivan las curvas

Notas relacionadas