LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
11 frases 'inocentes' que son ofensivas para las curvy

11 frases 'inocentes' que son ofensivas para las curvy

Hay quienes lanzan frases y preguntas sin notar que en realidad están ofendiendo a otros por su peso o talla. Esto se llama fat shaming.

23/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Lamentablemente la palabra “gorda” se ha convertido en un gran insulto, ya que se toma como sinónimo de fea o fracasada, y hay algunas frases casuales que hieren nuestros sentimientos o afectan nuestra autoestima, ya que cuentan como fat shaming sin darnos cuenta. 

 

El fat shaming es el hecho de avergonzar a una persona porque tiene algunos kilos de más.

 

Seguro has escuchado o has dicho estas frases más de una vez y sabes que deberían evitarlas, incluso si son dichas con buenas intenciones:

 

1. “Estoy gorda” o “¿Me veo gorda?”. Es lo primero que las chicas dicen cuando se prueban ropa, en especial si buscar atención, simpatía y que alguien les diga “claro que no, estás perfecta” o “no, te ves bien”. Es triste que ‘gorda’ sea sinónimo de ‘mal’.

 

 

 

 

 

2. “Estás gordita, pero bonita”. En realidad están diciendo que el sobrepeso es una gran desventaja porque las chicas plus size no son bellas, pero tú eres linda A PESAR de eso.

 

3. “Se fue como gorda en tobogán”. Ni siquiera necesitamos explicar lo insultante que es.

 

4. “¿En serio te vas a comer todo eso?”. Esto es más que grosero, y lo peor es que creen que te están ayudando a controlar tu dieta, pero no funciona así. 

 

Si alguien quiere comer una gran porción, es porque tiene hambre, punto. Nadie debe morir de hambre sólo para impresionar a los demás.

 

 

 

 

 

5. “¿Bajaste de peso? ¡Te ves mucho mejor!”. Ok, sabemos que la intención es halagar, pero es como decir “antes te veías horrible, mantente delgada”. 

 

6. “Esa prenda no es para chicas de tu talla”. Es terrible llegar a una tienda, que las vendedoras se te queden viendo con desdén y digan algo así, o peor si viene de alguien cercano. Por suerte las modelos plus size están demostrando que las curvy podemos vestirnos como queramos.

 

 

20 pruebas de que las curvy se pueden vestir como quieran 

 

 

7. “Deberías adelgazar, por salud”. No está bien asumir que alguien está enfermo sólo por su talla, aunque muestren preocupación o crean que te hacen un bien.

 

 

 

 

 

8. “¿Por qué engordaste?” o “¿Por qué estás tan gorda?”. Además de que casi nunca hay una explicación para esto, es altamente insultante que te hagan sentir como que te transformaste en el hombre de malvavisco por ganar unos kilos.

 

9. “Eres buena persona / inteligente / cool, pero tu peso es un problema”. Ok, ¿qué tiene que ver el peso con la personalidad? ¡Eso no nos define! Están diciendo que valoran más el físico que lo que hay en la mente de un ser humano.  

 

10. “Wow, tu novio es guapo, ¿cómo le hiciste?”. Porque, obvio, una mujer con rollitos sólo puede merecer novios feos, ¿no? 

 

 

 

 

 

11. “Soy una gorda”. Todas ubicamos a la típica chica de talla promedio o delgada que en cuanto prueba un bocado dice “¡soy una gorda!”, como si comer fuera algo malo o exclusivo para chicas de talla extra.

 

 

Lo mejor que puedes hacer es, si se trata de una persona de confianza, explicarle que sus palabras te hacen sentir mal. Si es alguien de menor importancia no tiene caso entrar en discusión cuando puedes…

 

 

 

 

 

Ok, no. Pero el caso es que debes pasar de largo y no dejar que te afecte la impertinencia de la gente, a veces tratan de ser amables. ;)

 

 

 

 

 

Vivan las curvas

Notas relacionadas