LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Sexual health men
MisCurvasConfiesan: Me arrancó el último aliento

MisCurvasConfiesan: Me arrancó el último aliento

Preparate para subir la temperatura

06/05/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

Mi nombre es... Bueno digamos que me pueden decir ...como quieran el nombre no es importante… Es la primera vez que me animo a escribir sobre mis experiencias sexuales.

Les hablaré sobre Armando un chico extremadamente sexy. Al menos yo lo veía así a mis 18 años con mi poca experiencia sexual... Y él con sus ganas enormes de ser mi maestro a sus 33 años donde su experiencia era bastante y mis ganas eran tremendas.

Por fin, saque su pene rosado con el que había soñado tantas veces poseer y poco a poco lo introduje en mi vagina. El tenía una cara de placer obviamente le encantaba. Le puse una almohada bajo su estómago para que pudiera entrar más en mí y comenzó a darme unas nalgadas.

Mientras metía su miembro en mí y me daba nalgadas decía: ‘Este booty es mío.’

 

 

Me hizo sentir tanto placer que no dejaba de gemir... Comenzó a besar mis boobs de una forma deliciosa.

Grite pasando mi mano por mi vagina y comencé a moverme mientras él seguía lamiéndome cada vez más rápido después comenzó a darme unos pequeños mordiscos y terminar succionando mis pezones y lamiéndolos en círculos… Yo agarrándole las nalgas.

Me susurro al oído: ‘Tienes el cuerpo más rico que he visto.’

Yo le dije: ‘Sí, soy tuya’, mientras di la vuelta y comencé a chupar a su mejor amigo el cual sabía muy bien. Lo besé, pase mis dientes y esto lo hizo gritar de excitación

 

 

Qué lencería les gustaría ver en tus curvas

Para mi placer volvió a darme unos lengüetazos en mi vagina y gemí demasiado,  separé más mis piernas y metió más su lengua por mi agujero me sentía tan mojada y tan caliente hasta que me vine fuertemente en su boca, gustoso trago todo y con el mismo jugo lleno sus dedos y me penetró con ellos.

Empezó a rozar la punta de su pene en mi trasero, comenzó a introducirme y poco a poco más me acerque a él hasta que logró tomarme por completo.

Hasta que sentí ese liquido que salía de él y que confirmaba que la noche había estado completamente perfecta… Todo un placer.

Vivan las curvas

Notas relacionadas