LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Veintitantos
Mis curvas confiesan: Deseo a mi mejor amigo

Mis curvas confiesan: Deseo a mi mejor amigo

¿Será muy malo?

01/07/2016 | Autor: Una curvy hot
Comparte en:

 

Ahí estábamos, otra vez, ¡él, yo y mis dudas sobre si estábamos gustándonos de verdad!

O si sólo éramos un par de amigos pasando tiempo juntos.

Al final de cuentas siempre me ayudó pensar que mi confusión era totalmente normal, comprensible y justificable; éramos un hombre y una mujer muy cerca durante demasiado tiempo.

Estábamos tumbados sobre su sillón y mis nalgas estaban rozando su cuerpo en algo similar a un abrazo, ambos viendo una serie en la televisión, desde luego, no lograba concentrarme.

Era más entretenido pensar en la cercanía de nuestros cuerpos. 

Tenía sus manos sobre mi cintura, pero yo no podía pensar en otra cosa que no fuera el deseo descomunal de que bajara sus dedos hasta mi vientre. 

¡Mi vientre que ardía de deseo y ansiedad por sentirlo, por tenerlo!

Tal vez él me vea tan deseable como yo lo veo a él. Quizá se haya dado cuenta de que no me puse sostén.

Quizá algún día me bese, o tal vez algún día pueda sentir todo esto de nuevo pero sin la necesidad de la ropa...

Ojalá no seamos sólo amigos.

Mis curvas confiesan: Deseo a mi mejor amigo

Vivan las curvas

Notas relacionadas