LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Velada romántica para que ame tu cuerpo

Aprende a conjugar la buena mesa y la cama.

15/08/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Hay dos placeres en el mundo que pueden poner tus sensaciones a mil por hora, uno es el sexo y el otro es comer. ¿Te imaginas si pudieras conjugarlos? En ambos casos, sentidos como el gusto, el olfato y el tacto se maximizan para hacer de la experiencia algo sencillamente inolvidable. sub

Pon atención y toma nota, porque con estos consejos no sólo va a gozar tu estómago, sino todo tu cuerpo.
LUNA DE MIEL... DE ACUERDO A TU PERSONALIDAD

Amar la comida no es un delito. Mucho menos si con ésta puedes transportar tus sensaciones a dimensiones desconocidas. El objetivo es que con platos muy sencillos, una buena presentación y el poder de tus curvas, puedas llevar a tu galán al cielo.

Tips para una velada romántica
LA MESA. Debes transformarla en un campo de juego donde seas tú quien vaya dando las pautas para liberarlo de prejuicios y lo llenes de puro placer. Para ello es imprescindible que ésta esté decorada y sea agradable a la vista. Te recomendamos que utilices manteles individuales de algodón o lino en colores alegres, no vaya a ser que en las artes amatorias termines con todo el decorado en el suelo. Las flores y las velas son importantes. Pero recuerda que estas no deben tapar la visión de tu agasajado y mucho menos quitarle importancia a tus platos con olores muy intensos.

Si tu chico es menos formal, puedes tomar una de tus mesas de centro que sea grande y poner muchos cojines en el suelo. Los tendrás a mano para cuando comience la acción y no tendrás que cambiar de escenario.

LA VAJILLA. Ahora hay muchas tiendas con platos bonitos y originales, que los venden de manera individual. Compra sólo los necesarios y preséntalos con un toque original, como por ejemplo con pétalos de flores comestibles.

MÚSICA. Lo mejor es algo suave, tipo chill out, aunque siempre hay personas que prefieren algo más romántico. Lo que no puedes permitir es que la música no te deje tener una conversación tranquila. Recuerda que ella es parte del ambiente, no la protagonista.

TENTEMPIÉ AFRODISÍACO. Se ha escrito que los mariscos son fundamentales, así como ciertas frutas tipo las fresas y las uvas. La verdad es que una buena mezcla puede hacer que exploten los más ardientes deseos.
Tienes dos opciones: servir una cena de tres platos que consten de entrada, plato fuerte y postre; o presentar varias tapas y finalizar con algo dulce. La segunda iniciativa es la más recomendable.

Como broche de oro, finaliza con un rico helado de vainilla con chocolate. Este será el punto de partida para que comience el romance. También puedes utilizar cajeta.

VINO. Una de las cualidades de este elixir es que desinhibe y dispone al cuerpo para entrar en los terrenos de la pasión de una manera más relajada. Recuerda que también el exceso puede echar a perder una velada que has cuidado desde el comienzo. El plan es hacer una buena unión entre los platillos que vas a servir y las sensaciones que van a vivir después de degustar los platillos que has escogido.
GUÍA ERÓTICA PARA TUS CURVAS

PECAR Y PICAR. En el sexo no todo es penetración. Utiliza todos los alimentos que tengas sobre la mesa y aprovecha para llevar a tu pareja al límite. Puedes montar una escena como la de 9 semanas y medias. Tápale los ojos y comienza a darle de probar aquello que preparaste con tanta dedicación. Demuéstrale que no necesita la vista y cúbrele los ojos, mientras le dejas caer una lluvia de besos, chocolate, cajeta, mermelada y todo lo que se te ocurra. La imaginación solo tendrá olores y sabores.

Para cerrar estos juegos preliminares, le puedes hacer una sesión de sexo oral, sobre todo si él no se lo espera. No tendrás que descubrirle los ojos, seguramente no se querrá perder la escena que estás haciendo. Utiliza toda tu sensualidad antes de mostrarle las posiciones que le harán la más romántica sobremesa.

sub Seguramente esta no será la última velada que se queden a cenar en casa, ¿verdad? sub

OF

Vivan las curvas