LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Tratamientos reductivos, ¿qué hace cada uno?

Antes de pagar por uno, fíjate si es lo que necesitas

14/08/2014 | Autor:
Comparte en:

Miles de spas, clínicas y hospitales ofrecen tratamientos reductivos que prometen resultados asombrosos, pero, ¿para qué sirve cada uno?

Por Ana Gaby Lozano

El sueño de toda chica es que sus curvas estén perfectas: sin celulitis, colocadas en el lugar adecuado, con volumen y con la piel tensa. Existen hoy en día varios tratamientos para lograr dichos resultados, ¡y tener un cuerpo de envidia!

¿Qué hace cada uno? ¡Te lo contamos!
Cavitación. Este tratamiento es súper bueno para las chicas que quieren reducir centímetros de cadera, cintura, glúteos y laterales. Una pequeña placa de metal se desliza por tu cuerpo y hace que la grasa se desprenda del tejido. Esta grasa es eliminada posteriormente por la orina.

Masajes reductivos. Si piensas que un masaje reductivo es igual a uno relajante, ¡estás muy equivocada! Éstos duelen, ya que simulan los movimientos de los músculos al hacer ejercicio y los dejan tensos. Los masajes no queman grasa, pero sí acomodan lo que no queremos en lugares específicos.

Lipoescultura láser. Esta técnica es una liposucción no invasiva que elimina la grasa de zonas en donde no las queremos. Es ideal para chicas que buscan moldear su cuerpo y reducir algunas tallas, sin embargo es costoso.

Radiofrecuencia. Mediante una placa de metal, la radiofrecuencia simula el movimiento de contracción de los músculos cuando hacemos ejercicio, obligándolos a trabajar más de lo normal y haciendo que estos se marquen.

Vendas calientes. Este tratamiento se trata de envolver el cuerpo en vendas impregnadas de un líquido puede ser de algas marinas o de alguna otra sustancia natural y dejar que éstas actúen y penetren a través de la piel, tensando los tejidos y reduciendo centímetros.

Ahora que ya sabes qué hace cada uno de los tratamientos que existen en el mercado, ¿Cuál de estos elegirías?

Vivan las curvas