LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Tonificantes caseros para tus curvas

Fáciles de hacer e infalibles…

19/12/2014 | Autor:
Comparte en:

Si estás buscando una manera menos cansada que el ejercicio para que tus curvas se encuentren duras y firmes, tenemos la mejor opción para ti…

Estas lociones hechas a base de remedios naturales tienen el poder de darle a tu piel y músculos esa firmeza que todas queremos, así que ármate un día de spa en tu casa y consiéntete mientras llenas de beneficios tu cuerpo.

Toma nota

Miel de abeja. Mezcla 1 cucharada de ella con el jugo de un limón completo, agrega 2 cucharadas de agua y 1 de aceite de rosas y pon todo en una botellita de plástico. Si sientes que la mezcla está muy pegajosa deja que repose 5 días antes de usarla.

Pepino. Necesitarás 1/4 de la pulpa de esta fruta, así que échala en la licuadora y agrega 1/2 vaso de agua destilada, mezcla y vacía la mezcla en una botella, la cual meterás al refri durante 1 día entero. Para aplicarla toma un algodón y da toquecitos en tus curvas con esta nutriente loción y después enjuaga con agua fría.

Té verde. Es ideal para tonificar, pues contiene antioxidantes que liberan a tu cuerpo de todo lo que no necesita. Pon a hervir 1 taza de agua destilada y agrega unas hojas de té verde, deja que repose durante 3 minutos y espera a que enfríe para poder aplicarla.

Aloe Vera. Toma una penca de sibila y lávala muy bien, es muy importante que el gel quede súper limpio, pues si queda un poco de yodo del que esta planta contiene, puede llegar a manchar tu piel. Una vez que esté lista la penca, pasa el gel por todas las partes de tu cuerpo que quieras tonificar y deja que actúe durante 10 minutos.

Naranja. Esta fruta es ideal para mantener la piel firme, además es uno de los remedios más solicitados para prevenir calambres y fortalecer los músculos de tu cuerpo, así que parte una a la mitad y pásala por todo tu cuerpo; sentirás cómo tus músculos se relajan mientras sus nutrientes se encargan de mantenerlos firmes.

¿Cuál te late más?

AVN

Vivan las curvas