LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¡Ten el busto perfecto!

Te pasamos unas recetas infalibles para que tus senos estén siempre espectaculares.

26/04/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Convierte las estrías, la pesadez y la falta de tensión en esa zona en algo del pasado con estos consejos, ¡toma nota! sub

El busto es una parte del cuerpo sumamente importante para nosotras, ya que es lo que nos da feminidad y nos hace sentir súper sensuales… ¿cómo lograr que nuestras "nenas" se vean increíbles? ¡Te decimos!

¡Olvídate de la flacidez!
Coloca en el extractor de jugos media manzana y una rebanada de piña, añade 3 gotas de aceite esencial de rosa mosqueta y masajea tu busto con esta mezcla todas las noches antes de acostarte. Verás la diferencia en 30 días.
Si haces ejercicio, es esencial que te compres un brassiere deportivo, ya que de lo contrario, el busto puede perder flexibilidad y hacerse más blando. Busca uno de acuerdo a tus medidas.
Cada noche pasa por tus "lolas" un cubito de hielo envuelto en una servilleta de tela, ¡así estarán siempre firmes!
Haz ejercicios con mancuernas de medio kilo para tonificar tus brazos y busto, ¡te juramos que se levantarán!

Cero estrías
Compra aceite esencial de rosas en un mercado y aplícatelo cada noche antes de dormir. Sentirás la diferencia.
Un antídoto infalible contra las estrías es la manteca de cacao. Compra una crema rica en hidratantes de cacao y aplícala en la zona del busto, ¡quedará como nuevo!
Otra receta efectiva es poner a cocer tres zanahorias sin cáscara y hacer un puré con ellas. Agrega la pulpa de dos pencas de sábila y cinco gotas de aceite esencial de romero. Aplica esta mezcla dos veces al día por dos meses.

Manténlo saludable
Ve al ginecólogo cada seis meses, como mínimo y toca tus pechos cada vez que termine tu periodo para rectificar que no sientas ninguna bolita o anomalía en la zona.
No tomes anticonceptivos sin consultar antes a un médico, ya que si eres propensa al cáncer de mama y los tomas puedes provocarte un problema de salud.
La forma correcta para revisar tu busto es poniendo la mano atrás de la cabeza y tocando el seno con la mano contraria. Toca tu seno, pezón y axila con la punta de los dedos, haciendo un poco de presión y verifica que no se sienta ninguna anomalía en esa zona.

sub Y tú, ¿cómo cuidas tu busto? sub

Vivan las curvas