LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Reglas para aceptarte este 2014

Sustituye todo pensamiento negativo por uno sano.

26/12/2013 | Autor:
Comparte en:

Ámate completa, incluso ama aquellos rasgos que menos te gustan en ti. La autoestima es sobre todo auto aceptación incondicional.

Abre tu mente a la posibilidad de que puedes ser más y mejor de lo que piensas que eres este Año Nuevo que inicia, date la oportunidad de cambiar lo que no te gusta de ti.

Toma nota
Inscríbete en cursos o compra libros que contribuyan a tu crecimiento personal.

Si tienes problemas la comida no va a solucionar nada, al contrario, te estás metiendo en otro más grave aún. Mejor busca una terapia.

No bases tu autoestima sobre algún cierto tipo de éxitos, es decir, no te valores sólo por lo que eres capaz de conseguir, sobre todo en lo profesional o en lo físico, deja atrás esos pensamientos de "seré feliz cuando esté delgada o cuando tenga pareja”. Valórate incondicionalmente, no sólo por los éxitos, sino por el esfuerzo que le pones a las cosas. No podemos querernos solamente cuando las cosas van bien, también cuando no salen como queríamos.

Piensa que el cuerpo que tienes hoy lo vas a extrañar dentro de 20, 30 o 40 años, así que ¡quiérelo y cuídalo!

Cualquier problema tiene solución, la obesidad también es un problema con solución, y si crees en ti podrás con eso y más.

Evita compararte con otras personas, cada quien es único y singular, no tiene nada constructivo hacerlo y, además, al confrontarnos siempre encontramos a alguien que, a nuestros ojos, es mejor o más feliz.

Tú vales porque tú dices que es así. Si dependes de los demás para valorarte, esta valorización estará hecha por los demás.

Recuerda que fortaleciendo la autoestima de otros alimentas la tuya.

Acostúmbrate a reconocer tus logros, no los desmerites.

Cuando falles o te equivoques, no te abandones, no te critiques severamente, la comprensión que más necesitas y la que más te reconforta es la propia.

Si estás en medio de una situación en la que te juzgues o autocritiques, realiza la táctica del muñeco de nieve, la cual consiste en enfriar cualquier sentimiento que tengas de ti, como el desprecio, enojo, decepción, rabia, ira o agresividad, bloqueando tu malestar, para luego a través de la relajación y la respiración profunda ir derritiéndolo.

Por último, comienza a quererte ¡ya!

¿Lista para empezar el 2014 queriéndote más que a nadie?

OF

Vivan las curvas