LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Preguntas incómodas que sufren las mujeres de busto grande

Preguntas incómodas que sufren las mujeres de busto grande

A veces la gente puede ser muy impertinente.

16/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

A veces la gente puede ser muy impertinente y cuando ven a alguien cuya talla de busto sale por mucho del promedio, se le van encima con preguntas bastante incómodas que a veces no sabemos cómo responder.

 

Si eres de las afortunadas que gozan de unos pechos generosos, seguro has escuchado más de una vez estas preguntas impertinentes:

 

1. ¿Son reales? “¡Claro que lo son! No tengo dinero para ponerme unas y si lo tuviera lo gastaría en otra cosa”.

 

 

2. ¿Te duelen cuando corres o brincas? “Prefiero correr con las piernas que con las tetas, pero sí, a veces es molesto cuando rebotan”.

 

3. ¿No te estorban? “Sí, a veces, pero he aprendido a manejarlas”.

 

 

4. ¿Dónde consigues sostenes? “Antes usaba carpas de circo viejas, pero ahora voy a las tiendas de lencería, es más cool”.

 

5. ¿Puedes dormir boca abajo? “Si acomodo estratégicamente mis almohadas, sí”.

 

 

6. ¿Te pesan mucho? “Sólo digamos que si me las quitaran ya estaría en mi peso ideal”.

 

7. ¿Y a los hombres les gustan mucho? “No sé, pregúntale a mis múltiples pretendientes y a todos los que no me quitan la vista de encima en la calle”.

 

 

8. ¿No te duele la espalda? “De nuevo, he aprendido a manejarlas, y cargarlas es parte de ello”.

 

9. ¿Te van a crecer más cuando tengas hijos? “¡Espero que no!”

 

10. ¿Puedo tocar? “¿Es en serio? ¡Obvio no!” Nota: La respuesta puede variar si se trata de un chico que realmente te gusta y con el que quieres todo.

 

 

Como verás, tienes dos opciones para responder: la verdad o el sarcasmo. No te sientas ofendida si te hacen estas preguntas, toma en cuenta que la gente solo quiere saber más de algo que no ha experimentado en carne propia. Lo más probable es que se trate de una curiosidad genuina y no de un intento por ofenderte o hacerte sentir mal.

 

 

¿Qué otras preguntas y respuestas se te ocurren?

 
Vivan las curvas

Notas relacionadas