LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pierde peso renovando tu alacena

Si eres lo que comes, deberías poner más atención a los estantes de tu alacena.

03/02/2014 | Autor:
Comparte en:

Si en lugar de enfocarte en perder peso, te concentras en llevar una vida más sana, el proceso te parecerá más sencillo.

Por Beatriz Castillo

Una de las claves para perder peso y mantenerse en forma es asegurarnos de que nuestra cocina está repleta de alimentos saludables y nutritivos. No sirve de nada pasar horas en el gym si tu alacena está repleta de frituras o alimentos grasosos.

Ordenar tu alacena no sólo te ayuda a mantener una rutina más sana, sino que después de un tiempo podría convertirse en un nuevo estilo de vida más sano y saludable. Si tu alacena es sana, te motivarás a ejercitarte. Si te ejercitas, te motivarás a seguir comiendo sano. ¡Tienes todas las de ganar!

No importa si te da hambre en la madrugada o si estás preparando comida para los siguientes días, lo que guardamos en nuestra cocina tiene un impacto directo en nuestro peso y nuestra salud.

Si quieres conocer los alimentos que debes mantener en tu alacena en todo momento, tenemos la lista perfecta para ti. Tal vez no sea posible tener absolutamente todos ellos al mismo tiempo, pero tener un par de cada grupo es la mejor manera de dar el primer paso hacia el cuerpo de tus sueños.

Renueva
Proteína magra. Repara el tejido muscular, promueve la pérdida de grasas y frena los antojos. Las mejores fuentes de proteína incluyen el pescado salmón, bacalao, etc., pavo y el pollo. Para las carnívoras, procura mantenerte en el sirloin y la carne molida sin grasa. Si eres vegetariana, no hay nada mejor que la quinos.

Grasas 'buenas'. A diferencia de las grasas saturadas, las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas promueven una piel más sana, ayudan a prevenir enfermedades del corazón y le hacen bien a tus articulaciones. Las mejores fuentes se encuentran en el aguacate, las nueces, semillas de calabaza, girasol, lino y chia, aceites de oliva, de coco y de semilla de uva y el salmón.

Carbohidratos. Además de su alto contenido en fibra, los carbohidratos te proporcionan la energía necesaria para ejercitarte y para sobrevivir a tu ajetreado día. Las mejores fuentes son el camote, el arroz integral, la avena y las habas y frijoles.

Fruta. La fruta es la mejor fuente de energía, ya que trabaja al instante. Contienen fibra, lo que ayuda al proceso digestivo y previene el almacenamiento de grasas. Lo mejor es comerla después de hacer ejercicio y acompañarla con un poco de proteína.

Vegetales. Siempre deberías tener vegetales en tu alacena. De hecho, entre más colores de vegetales tengas, ¡mejor! Están llenos de vitaminas, minerales y antioxidantes, además de que ayudan en la pérdida de peso debido a su alto contenido de fibra.

¿Qué hay en tu alacena?

Vivan las curvas