LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pierde peso, ¡en una semana!

No es tan difícil, sólo necesitas constancia

07/07/2014 | Autor:
Comparte en:

Tu mejor amiga se casa en una semana, pero no has tenido tiempo para ejercitarte o cuidar tu alimentación y ahora tienes miedo de que ese vestido no te entre… ¿te suena familiar?

Por Ana Gaby Lozano
Antes de que corras despavorida a comprar otra cosa que ponerte, déjanos darte una buena noticia: existen pequeños trucos ideados para que pierdas algunos centímetros en sólo 7 días, ¿lista para escucharlos y ponerlos en práctica?

Tips
Toma té verde. Una o dos tazas al día acelerarán tu metabolismo y te ayudarán a quemar grasa, toma uno antes de desayunar y otro después de comer, sentirás la diferencia.
Olvida las harinas. Las harinas blancas, contenidas en panes, galletas, cereales y tortillas no hechas de maíz hacen que ganemos peso. Deja de consumirlas por esos días y verás cómo te sientes menos inflamada.
Adiós a los lácteos. La leche de vaca y sus derivados causan mucha inflamación y fomentan el aumento de peso, por lo cual te recomendamos los sustituyas por leche de almendra o de soya. Eso sí, elige las que no tienen azúcar o saborizante añadido, de lo contrario podría resultarte peor.
¡No olvides desayunar! El desayuno es la comida más importante del día porque enciende tu metabolismo y te da energía para realizar tus actividades diarias. No dejes de tomarte aunque sea un licuado rápido antes de salir de casa.
Haz 5 pequeñas comidas. Intercala entre cada comida un pequeño refrigerio: una fruta, una taza de pepinos o un puño de nueces con arándanos o pasitas. De esta manera no sentirás un hambre amenazadora y comerás porciones más pequeñas durante las comidas.
Toma 2 litros de agua. Lleva una botella de agua a todos lados y refréscate. El estar bien hidratada te ayudará a deshacerte de lo que no necesitas y a dejar tu abdomen plano.
¡Ejercítate! No estamos diciendo que hagas una semana completa de crossfit, pero sí que te pongas las pilas y te muevas un poco más de lo usual. Irte en bicicleta a la oficina o a la escuela, caminar unas cuadras extra cuando te bajes del camión o subir por las escaleras en vez de usar el elevador te ayudará mucho.

Ahora sí, lista para estrenar cuerpo…. ¿qué esperas para sentirte fabulosa?

Vivan las curvas