LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Peso y Sexo

Atrévete a probar nuevas posiciones.

10/01/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Disfrutar de tu sexualidad depende de muchos factores, pero el que tiene más peso es el emocional, por ende, ser buena en la cama, poder sentir placer y satisfacer a tu pareja no tiene nada que ver con la talla que seas sino con cómo te sientas. sub

El tener kilitos de más no es pretexto para no ser sexy y disfrutar plenamente de tu sexualidad. Así que a romper con los obstáculos que nos ponemos a nosotras mismas.
¡Compruébalo!

Obstáculo 1
"A mi novio le gusta estar arriba, pero ¿cómo me acomodo para que las lonjitas se disimulen?”
Posición 1. Tendida boca abajo, apoya tu pelvis sobre una almohada, el se monta en ti, penetrándote por atrás. Él debe controlar y aligera su peso con los pies. Así además de disimular lo que no quieres que se vea aunque seguramente a tu novio le encantará verte, vas a disfrutar de una posición muy cómoda. Concéntrate en llegar al clímax, porque tu amorcito estará haciendo lo mismo.
Posición 2. Recórranse en la misma posición hacia la orilla de la cama, hasta que tu quedes con medio cuerpo fuera de la cama. Él debe posarse y penetrarte desde atrás pero ahora con los pies estirados y manejando su peso con los brazos. Mientras tú descansas completamente tu peso hacia abajo.
Tip. Ya que en ambas posiciones él no podrá verte la cara, dale un plus a sus sensaciones preparándote con una piel suave y fresca, exfóliala e hidrátala para tener piel de princesa el día del encuentro. Quedará extasiado.

Obstáculo 2
"No puedo encontrar una posición que sentados me permita moverme con facilidad”
Posición 1. El comedor o el estudio pueden volverse zonas por demás inspiradoras para un encuentro sexual, aprovecha los muebles para ponerle variedad a tus citas y facilitar tus movimientos: Sienta a tu galán y móntalo de espaldas, usa el comedor o el escritorio para impulsarte e ir tan lento o tan rápido como tu camino al placer lo requiera. No olvides pasear tus manos y las suyas por todas las curvas que encuentren.
Posición 2. Tú galán debe sentarse con las piernas estiradas sobre la cama o sobre la alfombra, si a él le cuesta mantener el equilibrio recárguense en la cabecera o en la pared. Tú debes sentarte sobre él, acomodando tus piernas de modo que con ellas puedas mantener el equilibrio y el ritmo de las penetraciones. El trabajo de sus manos será estimular tus pezones. Esta posición es ideal para encontrar, recorrer y explotar el punto G. ¡Mmmmm!
Tip. Prueben la efectividad de los movimientos circulares, cambiar de cadencia y forma en los movimientos puede ayudar en mucho a explorar tus puntos más sensibles y a alcanzar el orgasmo con mayor facilidad. Nunca se den por vencidos antes de encontrarlo.

Obstáculo 3
"¿Qué posiciones en cuatro puntos son ideales para chicas con curvas?”
Posición 1. Colócate como si estuvieras recogiendo algo del piso, apóyate hacia delante, manteniendo el equilibrio entre tus piernas firmes –un poco separadas- y tus brazos. Él también debe ayudarte y mientras te penetra por atrás, sus manos pueden sujetarte desde los muslos. Con esta posición el orgasmo se facilita porque el clítoris se estimula desde dentro y es más fácil dar con el punto G.
Posición 2. En la orilla de la cama, ponte en cuatro puntos, el debe estar de pie detrás de ti. El ritmo lo pueden llevar ambos, pues los dos tienen posiciones cómodas, en un inicio deja que lo lleve pero si te hace falta fuerza coopera un poco. Ejercitar los músculos PC pubococcígeo te hará elevar el disfrute de esta posición, hazlo antes, durante y después de ensayarla.
Tip. Ya que con este tipo de posiciones no tendrán contacto visual, procuren que el preámbulo a éstas sea prologando. Preparen una buena sesión de masajes con aceites y rodillos de madera, se sentirán como nuevos y listos para que la diversión pase a un plano más… profundo.

Además, aprende a deshinibirte para disfrutar más del sexo.

Síguenos enFacebookyTwitter.
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?